miércoles, 30 de mayo de 2012

La visión del cineasta.:Sombras Tenebrosas o Burton Vs Burton

Cito: "Tim Burton es uno de los realizadores más imaginativos y estimulantes de Hollywood en las últimas dos décadas" ¿Es, o lo ha sido? Muchos empezamos a preguntárnoslo ya. 

Sombras Tenebrosas vuelve a reunirle por octava ocasión con su actor-fetiche: Johnny Deep. Es curioso, pero antaño Deep era el catalizador de las locuras de Burton y ahora tiene que ser (por obra y gracia de unos dividendos siempre canallas) justamente al revés. La cosa no puede ser menos estimulante. Siempre he pensado que Deep debería de pagar a Burton parte de sus ganancias cada vez que echa mano de su vena excéntrica, al fin y al cabo personajes como Jack Sparrow (en este caso la Disney entera debería de soltar una morterada al bueno del chico de Burbank) no dejan de ser una magnificación de los manierismos heredados de los films de Tim. 

Está claro que con este nuevo trabajo tanto crítica como público (excluyo a los extremistas de Burton) han arrojado un veredicto muy tibio. Eso no es bueno en una obra que pretende sobretodo divertir con el gag como base, una intención simple y efectiva que funciona perfectamente en otro tipo de productos y que no ayuda en absoluto a Sombras Tenebrosas.Y es que si hay algo que ha caracterizado a sus films (A.D. El Planeta de los Simios, con la honrosa excepción de "Sweeney Todd,") es el saber caminar perfectamente sobre un fino alambre sin, no solo no caerse, sino siquiera dudar, y la sucesión de gags no ayuda nunca a que el film cobre el equilibrio narrativo que necesitaría para no estrellarse. 

 Ya han sido varios los films de Tim en los últimos tres lustros que no me han llegado a convencer del todo pero son disfrutables (Big Fish, La Novia Cadáver), no me han gustado pero les reconozco momentos brillantes (Charlie y la fábrica de chocolate) o, directamente no me han gustado (Alicia). Sombras Tenebrosas, sencillamente, me ha decepcionado.

 No me considero seguidor de la saga de Barnabas Collins (a duras penas sobreviví al visionado de la versión cinematográfica del 70) pero cuando se anunció que el proyecto de adaptación recaía en las manos de Burton... me ilusioné, y mucho, quizás porque la base era lo suficientemente darkie y aún confiaba en la personalidad de ese niño oscuro, y asustadizo, y loco, que se arrancaba dientes a escondidas y se divertía enseñándolos a sus compañeros de Disney (todo un ejemplo para la empresa, je, lo adoro), de ese niño que amenazaba a los jefes del estudio con tirarse por la ventana si no le dejaban poner a su película Beetlejuice de título (a fe que casi nos quedamos sin película, título... y director), de ese niño que se escondía en un armario huyendo asustado de una Sean Young, que disfrazada de gata y látigo en ristre, le rogaba por el papel de Catwoman (gracias a dios en esta ocasión no había una ventana cerca) de ese niño que... se ha hecho mayor, que ha encontrado una pareja estable, que es padre y que ha dejado de ser oscuro, asustadizo y loco, dando pie a un film que es como un adulto casado, aburguesado y padre a vistas de un niño: aburrido, complicado, en ocasiones obsceno, poco dado a la acción, convincente aunque cargante a la hora de recrear épocas pasadas y con escasa gracia. Para colmo , y al contrario de lo que ocurrió con Alicia, Danny Elfman está a la par del film y firma una de las bandas sonoras menos inspiradas de su carrera junto a Burton. ¿Pero la culpa de todo esto es exclusivamente de Burton y su troupe? No, seguro, porque siempre, siempre, detrás de cualquier película fallida que haya salido de las manos de un director capaz hay un guión que no está a la altura. Lo curioso es que Seth Graheme-Smith, el guionista, es otro de esos tipos acostumbrado a estar sobre el alambre que antes mencioné, escribir "Orgullo, Prejuicios y Zombies" y "Abraham Lincoln, cazavampiros y salir airoso no es moco de pavo, si han leído estás dos obras y la comparan con el libreto de "Sombras Tenebrosas" se darán cuenta de que el material encargado no puede estar más alejado de su estilo. En fin, que a ver qué pasa con Frankenweenie.

martes, 29 de mayo de 2012

Reseña: El asesino hipocondríaco, Juan Jacinto Muñoz Rengel

El señor Y., asesino profesional a sueldo, recibe el encargo de acabar con la vida del escurridizo señor Blaisten. Pero para tener éxito en su misión, deberá vencer dos obstáculos importantes: su galopante hipocondría y su obsesión por los grandes escritores (hipocondríacos) de la literatura....

Así reza la premisa argumental de 'El Asesino Hipocondríaco', de Juan Jacinto Muñoz Rengel, novela que posee uno de los argumentos más originales que servidor recuerda en mucho tiempo; el libro se compone de capítulos muy breves, entre los que se intercalan los intentos fallidos por parte de El Sr. Y para intentar matar a Arturo Blaisten, con otros dedicados en su totalidad a otros escritores hipocondríacos (Molière, Byron, Poe...) narrándonos una pequeña biografía de cada uno de ellos, en los que sale a colación sus 'hipocondrías' personales...

El personaje que dá nombre al título del libro le terminas cogiendo cariño de forma irremediable, ya que es difícil aglutinar tanta mala suerte en tan pocas páginas, por lo que te compadeces de él, al creerse también a él mismo como un 'muerto viviente' que se maravilla que esté vivo de nuevo cada mañana al ser poseedor de tantas y tantas enfermedades.....Un milagro, vamos.

El estilo de Juan Jacinto Muñoz Rengel se fundamenta en la primera persona, a modo de diario personal, con lo que la empatía se asegura en sus primeras páginas, haciendo partícipe al lector de la psique tan especial de este personaje.

Conforme avanza la lectura, quizás peque de repetición de esquemas ya vistos en páginas anteriores, con lo que resta algo de contundencia al empaque final; quizás hubiera sido mejor prescindir de aquellos capítulos dedicados a los 'ilustres hipocondríacos' que lastran el ritmo interno del libro; en cualquier caso, un argumento así de original no se ve todos los días y la sonrisa está prácticamente asegurada en casi todo su recorrido, haciendo de ella una lectura muy divertida, imaginativa, y extravagante...

Es una novela que recomendaría a alguien que quiera leer algo diferente, original y que seguro que se lo pasará muy bien con las aventuras y desventuras de este asesino, uno de los más patosos que he logrado conocer.

Por cierto, no se me puede pasar por alto dos detalles muy importantes:

1º.La excelente portada del libro...inquietante es decir poco, señores.

2º.Se colocó en poco tiempo entre la lista de los 30 libros más vendidos en España. Creo que estos datos pueden ayudar a tomar una decisión a los lectores más indecisos....

Francisco José Arcos Serrano

El asesino hipocondríaco
Juan Jacinto Muñoz Rengel
Plaza & Janés Editores
224 páginas
Año publicación 2012
16,90 €

domingo, 27 de mayo de 2012

El bebedor, Hans Fallada

Erwin Sommer es un respetable empresario casado que, a raíz de una crisis personal y profesional, sucumbe a la bebida. Consciente del peligroso camino que está emprendiendo, se abandona sin embargo a los placeres de la embriaguez y el olvido. Su descenso a los infiernos del alcohol lo llevará hasta el manicomio y la cárcel.

El bebedor es la novela más autobiográfica de su autor, un retrato de los bajos fondos de la Alemania de 1940 y un espeluznante testimonio de la atroz adicción de la que el propio Hans Fallada fue víctima. La opresión social, judicial y penitenciaria de toda una época cobra vida en el sobrecogedor realismo del célebre autor alemán.

Estas páginas fueron escritas en 1944, en apenas dos semanas, durante la reclusión de Fallada en la cárcel. Con el fin de salvaguardar el manuscrito de sus captores, las escribió de forma casi ilegible, en una especie de código que sólo pudo ser descifrado después de su muerte. El bebedor vio la luz en Alemania en 1950 y ha permanecido inédito en nuestra lengua hasta hoy. Su aparición en nuestro país, simultánea a la publicación del diario En mi país desconocido, es un acontecimiento literario que pone por fin al alcance del lector en español un «libro valiente, honesto y necesario» (The Sunday Times).



Ficha técnica
Fecha de publicación: 08/05/2012
352 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-322-0969-7
Código: 10007649
Formato: 13,3 x 22,9 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Biblioteca Formentor
Traductor: Christian Martí-Menzel

sábado, 26 de mayo de 2012

Detrás de la lluvia, Joaquín M.Barrero

Llega el gran thriller histórico de Joaquín M. Barrero. Una recreación magistral de la Asturias de posguerra.

 Madrid, 1941. Un hombre acusado de cuatro asesinatos se alista en la Legión y luego en la División Azul. Coincidente con la orden policial de captura, un implacable asesino le persigue para matarle. Su rastro desaparece en los helados frentes de Rusia.

Lena, Asturias, l928. Un niño se escapa de casa para buscar, en una cueva de las cumbres de la cordillera cantábrica, un fabuloso tesoro rastreado durante siglos y que nunca existió. A finales de 1937, ya adulto y terminada la guerra civil en Asturias, es echado del hogar. Nunca regresará, ni para reclamar su parte de herencia. Jamás volverá a saberse de él. Dos vidas diferentes, dos destinos perdidos en el misterio que el detective Corazón Rodríguez, en el año 2005, debe encontrar, indagando de nuevo en tiempos desvanecidos. 'Detrás de la lluvia' es una conmovedora novela, policíaca e histórica a la vez, que el lector no olvidará, no sólo por la fuerza de sus personajes, su maestría narrativa y la seducción de su prosa, sino por su asombroso final y el impresionante trabajo del autor en archivos para acompañar su envidiable memoria.

Páginas: 576
Formato: 15 x 23 cm
ISBN: 978-84-666-5140-0

viernes, 25 de mayo de 2012

Escribiendo cine: El topo, Tomas Alfredson.

EL TOPO

Basada en la novela del mismo título de John Le Carré.

La confianza es una palabra demasiado extraña en el mundo del espionaje. Nadie está a salvo de la sospecha. Ni en la negligencia, ni en caso de infiltraciones. La guerra fría está en su apogeo y los héroes no existen. Sólo vidas atormentadas, trayectorias destrozadas, decepciones aseguradas y encontronazos continuos con la nada. La indiferencia aparente llega a ser una herida que supura rencores y desprecia amistades. El fracaso está servido. Sólo queda atrapar al que habla más de la cuenta.
Un papel que no debería estar en una cartera es un movimiento decisivo en una partida de ajedrez en el que la dama parece sostener los hilos. Los agentes manejados como marionetas que son eliminados del servicio en cuanto se rompe la lógica. Las miradas se suceden y la lata de gusanos sólo puede abrirse desde fuera. Dentro hay demasiadas ratas merodeando en los más bajos instintos, en los más sucios secretos, en la determinación de esconder sin ser descubierto. Espías que hurgan en las cloacas para saber dónde hay fugas. Pero el hedor de la traición no deja de saturar el aire viciado que se forma cuando nadie dice la verdad.
Para lograr los propósitos de la infamia, no se duda en sacrificar vidas, en dejar a su suerte a enviados especiales, en pagarse favores con magnánimos desprecios. Lo confidencial comienza a convertirse en algo tan prescindible que la evidencia resulta un mero disfraz. Los gestos amargos se confunden de continuo con el rostro de la impasibilidad y nadie se acuerda ya de huir de la quema. Sólo de seguir quemando. Saludes rotas. Matrimonios en proceso de destrucción. La vida privada es el servicio y la obsesión. Los ojos hablan pero las arrugas se acentúan. Dentro de cada fanático hay una debilidad. Y las debilidades se explotan para acabar con el más fuerte. El gris del día parece fusionarse en las gabardinas con los bolsillos repletos de la desolación.
Trabajar para los servicios secretos no es ninguna ganga. Es una condena, amigo.
Dentro del apasionante realismo que John Le Carré supo imprimir a cada una de sus novelas de espionaje, nos encontramos ante una película que no tiene un ápice de acción más que en el recurso del raciocinio. El espectador tiene que estar dentro de la trama para comprender todas las motivaciones y todas las reacciones. Si no, el resultado será un jeroglífico cifrado que nadie va a resolver. La dirección es precisa y centrada en transmitir la ambientación de una época en la que no había ni sofisticación, ni encanto. Sólo decisiones en una mesa codiciada. Sólo dedos apuntados en lugar de armas cargadas. En medio de todo ello, hay una interpretación excepcional con el rostro de Gary Oldman. Comedido en sus expresiones y, sin embargo, transmitiendo todos y cada uno de los mensajes que pasan por el pensamiento de un hombre que ya está de vuelta de todo, incluso de las trampas de la salvaje ambición. La banda sonora de Alberto Iglesias, adecuada y certera, oscila entre la inquietud y la derrota permanente que destilan estos encargados de formar redes, de construir sospechas, de aniquilar esperanzas, de morder bajo la piel, de acabar con el espíritu y de controlar el ansia. Y aún así, todo es tan agrio como la hiel, tan ácido como difícil, tan odioso como comprensible. Más allá de los muros grises que guardan los secretos más reservados, hay una hoguera de indeseables donde sobrevive el más fuerte y el que más sabe.
A pesar del esfuerzo, la sensación al salir del cine es el haber asistido a una gran historia, a unos desencajes que rozan la rendición pero que, no obstante, llegan a la ruptura con la fantasía y te dejan con los pies bien clavados en la tierra. La política es el arte de hacer que otros limpien las inmundicias de un alcantarillado construido con tanta imprudencia como ignorancia. Es el destino de los países que mandan.

jueves, 24 de mayo de 2012

¡Buenos días, princesa!, Blue Jeans.

Han pasado algo más de dos años en la vida de los chicos que forman “el club de los incomprendidos”. Las cosas han cambiado desde que uno tras otro se fueron encontrando en el camino. Nuevos problemas, secretos, amores, celos... Sin embargo, hasta el momento, su amistad ha podido con todo y con todos.

 Raúl, se ha convertido en un atractivo joven y en un líder nato; Valeria, derrocha simpatía por donde pisa, aunque no ha vencido del todo a su timidez; Eli, es la que más se ha transformado de todos y se los lleva de calle; María, vigila y sueña tras sus gafas de pasta de color azul; Bruno, no consigue olvidar lo que siente y en lo más profundo de su corazón espera ser correspondido; y Ester, es la nuera que toda madre querría tener aunque no es tan inocente como todos piensan.

Son seis chicos que sienten, sufren, aman, creen, ríen, evolucionan... como otros chicos de su edad. Pero los seis son especiales. Al menos, para el resto del grupo.

¿Conseguirán superar todas las pruebas que se le van a presentar?

Sólo puedes averiguarlo leyendo, ¡Buenos días, princesa!

Fecha de publicación: 22/05/2012
544 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-00409-7
Código: 10007202
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: (Fuera de colección)

miércoles, 23 de mayo de 2012

Última parada: la casa de muñecas, Miguel Aguerralde.

«El hombre intentó levantarse, pero, una vez más, cayó sobre el asfalto. La paliza había sido brutal, aunque aún no la recordara. El lado derecho de su cuerpo estaba completamente entumecido, era posible que tuviera la pierna y el brazo fracturados. No sabía cuántas horas llevaba tirado en aquella cuneta; sin embargo presentía que si no lograba levantarse, iba a ocurrir algo horrible».

Anualmente, en la ciudad de Las Palmas se registra la desaparición de decenas de personas. Muchas acaban siendo encontradas, otras se esfuman sin dejar rastro. El inspector Matthew Leland, apodado el Rojo por sus compañeros del departamento de policía, lleva ocho años investigando minuciosamente cada uno de estos casos. Lo que no sabe es que cada día que pasa está más cerca de encontrar por fin una respuesta, de hallar la última pieza de un puzle macabro que lo conducirá directo al infierno: la casa de muñecas.

Miguel Aguerralde nace en Madrid en 1978, aunque vive desde hace muchos años en las Islas Canarias. Es maestro y escritor (no necesariamente en ese orden), miembro de la Asociación Española de Escritores de Terror (Nocte), redactor del portal Cinecutre y coordinador del blog de reseñas Desde el sótano. Ha participado en numerosas antologías de relatos, entre ellas Taberna espectral. Quince historias de fantasmas (23 Escalones, 2010), Errores de percepción (DH Ediciones, 2011), Monstruos clásicos (Cultura H, 2011), y Calabazas en el trastero. Especial Clive Barker (Saco de Huesos, 2012). Ha publicado dos novelas policíacas de terror: Claro de luna y Noctámbulo (Ediciones Idea, 2009 y 2010). En 2010, y de la mano de 23 Escalones, ve la luz su novela juvenil Los Ojos de Dios.

En librerías a partir del 21 de mayo.

martes, 22 de mayo de 2012

La visión del cineasta: La Mujer de Negro y La Maldición de Rookford, dos historias con fantasma.


Todos los cinéfilos tenemos ciertas debilidades que la mayoría de las veces nos llevan a frustraciones, la mía son las historias de fantasmas, las buenas historias de fantasmas. Aunque si hago un conteo de favoritas siempre me terminan sobrando dedos. Cosa que no me impide seguir buscando. Curiosamente casi han coincidido en tiempo dos estrenos fantasmales que acercan propuestas buscando el estilo más clásico, pero que se alejan en el resultado final: "La Mujer de Negro" y "La Maldición de Roockford" Podemos empezar diciendo que La Mujer de Negro es una mirada directa a esa historia con fantasma que intenta removernos del asiento, y que en cambio, "La maldición de Rookford", no lo es, ni lo pretende, pues no está escrita para eso, pero, parece necesitar de ese mismo tipo de fantasma para hacer la trama más atractiva. En ese detalle recae realmente la gran diferencia entre las dos películas: la primera nos presenta un concepto honrado que avanza con fluidez, la segunda, a causa de un concepto... menos honrado, avanza a trompicones. Y es que hay veces que los productores dan luz verde a productos que una vez concluidos no saben cómo vender. El terror, y más concretamente, las historias de fantasmas suelen estar a la cabeza de esos productos. La maldición de Roockford nos propone una historia con un punto de partida muy cercano a una versión fantasmal de la magnífica "Fotografiando Hadas" que se diluye hasta convertirse en una propuesta tipo "Los Otros". O sea, que termina transformándose en una obra, como tantas otras, deudora del texto de Henry James, "Otra vuelta de Tuerca".

De todas formas por eso mismo el film no necesita de presencias bizarramente perturbadoras sino más bien de personajes, fantasmales o no, que aporten cierta solidez a la trama. Pero, como ya he dicho, si el producto que llega a las manos de los productores carece de esas presencias que la hagan vendible, se embuten, se da una floja explicación del por qué están en el film y, qué más da, desvirtuamos la línea narrativa natural de la obra. Al fin y al cabo la idea es vender los sustos en el traíler, ¿no? Si es así, la nueva Hammer (sí, la del Drácula de Lee y Cushing) ,productora de "La Mujer de Negro", ha tenido mejor vista que BBC Fims a la hora de saber qué vender a un público que ha terminado agradeciéndolo en taquilla.



lunes, 21 de mayo de 2012

Reseña: "Desde donde estoy veo la luna", Maud Lethielleux

Quizá el frío no sólo te cale los huesos, sino que también te los fortalezca. Quizá el hambre consiga que te rugan las tripas, pero también consiga que tu cuerpo se vuelva menos pesado para poder seguir caminando… ¡Qué se yo que no sufro estos males!.
La vida en la calle es dura para todos, pero me imagino que mucho más para una mujer sola, que como única compañía tiene un perro, una libreta y un montón de cosas qué contar.

Así es Moon, la protagonista de está preciosa novela de la editorial Grijalbo. Moon vive en la calle, sus amigos son otros indigentes y como única familia tiene a su perra Cometa.
Moon tiene un carácter fuerte, porque la vida le ha enseñado que la calle se come a los débiles. Las flaquezas no están permitidas en las situaciones hostiles.¿ Y qué hay más hostil que buscarte la vida sola?. Cuando todas las noches se convierten en un reto… porque la noche es oscura y algunos aprovechan a sacar su lado más negro cuando caen las luces para no desentonar.
Cuando a pesar de tus dramáticas circunstancias aún te quedan ganas de soñar, de tener esperanzas. Todo el mundo necesitamos ponernos metas, sueños a realizar, ¿porque sino qué sería de nosotros?.
Cuando no tienes a nadie que te espere y ni siquiera tienes un sitio donde guarecerte cuando la noche cae. Cuando las luces de las casas se convierten en pequeños oasis que nunca estarán a tu alcance.
Y es que ella, tan frágil y tan fuerte a la vez, tiene un sueño, un precioso sueño que la impulsa a seguir adelante… ser escritora.
Moon no deja de ser una joven como las demás y la calle no te exime de sentir como las otras chicas de su edad. La chica que vive en la calle está enamorada de otro indigente y sus amigos se componen por un grupo de desarrapados como ella.
Quizá Moon, curtida por la vida, ha perdido cierta esperanza en el ser humano. Quizá sea su miedo exacerbado a mostrar sus debilidades, porque ella, sabe que antes o después se volverá a quedar sola. Es por ello por lo que no se molesta en encariñarse con la gente o las comodidades que estos les pueden ofrecer.
Y aunque Moon parece una chica fuerte y decidida, en el fondo está muerta de miedo… porque si algo da auténtico pavor es la incertidumbre, el no saber, el no tener nada y tampoco esperarlo.
Ella tiene esa altivez, esa dignidad, que tienen muchos sin techo. Esa actitud de no querer la caridad, ni la pena, ni mucho menos las migajas que algunos dan para así lavar sus conciencias. Moon se gana la vida regalando sonrisas a los viandantes.

Maud Lethielleux nos ofrece una novela conmovedora y tierna, dónde emocionarte será casi una obligación en cada una de sus páginas. Con sencillez, nos transporta a la perfección por la mente y corazón de esta chica tan especial que desde donde ella está ve la luna. Con unos personajes que consiguen arrancarte el corazón de un zarpazo… porque todos de alguna manera tienen algo con los que sentirte identificado. Todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad, a cambiar, pero sobre todo se tiene la obligación de luchar por tus sueños o por eso que crees que te hará feliz.

Maud Lethielleux es una joven escritora, artista musical y escenógrafa que ha recorrido el mundo entero, desde Asia hasta Nueva Zelanda. Desde donde estoy veo la luna es su debut literario en nuestro mercado. 

Temática: Novela
ISBN: 9788425345906
Formato: TAPA BLANDA CON SOLAPA
Páginas: 240

viernes, 18 de mayo de 2012

Escribiendo cine: "Esmeralda, la Zíngara", William Dieterle.

ESMERALDA, LA ZÍNGARA

Basada en el libro "El jorobado de Nuestra Señora de París", de Víctor Hugo.

Si nos detenemos por un instante a los pies de la Catedral de Nuestra Señora de París y miramos hacia arriba, tal vez podamos vislumbrar una gárgola que tiene algo de figura humana. No parece del todo esculpida e, incluso, da la impresión de que hay un sobrante de piedra a la espalda de esa escultura que se asemeja a la de un hombre apoyado en una cornisa y asomándose con curiosidad para ver qué es lo que pasa en la enorme plaza que se abre ante él. Quizá porque hubo un tiempo en que esa silueta pétrea fue un ser humano y quiso sacar la cabeza de su ideal escondrijo hecho de sagrado suelo y techo de campanas ensordecedoras. Quizá encontró a una mujer que era más bonita que nada de lo que hubiera visto en su vida. Quizá fue acusado de algo que no hizo, hizo algo impensable para alguien a quien se consideraba como un ser inferior y fue el involuntario héroe de una época que recibía tímidamente los primeros albores del progreso.
Maureen O´Hara deja un reguero de fuego pelirrojo a su paso a pesar de que sólo podamos disfrutar de ella en blanco y negro. Ella es razón más que suficiente para sacar la cabeza del cómodo refugio que es la soledad cuando no se ha conocido otra cosa. Ella es el sonido que uno se imagina cuando no oye nada. Ella es la vida que uno anhela cuando no se ha vivido. Y ese uno no es otro que Charles Laughton, que caracteriza a Quasimodo como si toda la vida hubiera sido un jorobado recluido en lo alto de un campanario, cárcel a medida para la deformidad que se cree extensible al carácter. Su entrada en la iglesia dando vueltas al gorro de bufón sin ni siquiera saber lo que es se convierte en la lección magistral de un hombre que sabía que actuar era un arte y hacía todo lo posible para acercarse a él.
La poesía la pone Edmond O´Brien en el primer papel de su carrera en el cine. Príncipe de poetas en un barrio donde el rey proclama versos y no leyes. En su interpretación intensa, hay un ansia de libertad, un deseo irreprimible de rimar en consonante sabiendo que en la composición de fondo tiene que figurar una mujer de arrastre y corazón y un hombre sin forma pero con alma. Detrás de todo ello, siempre estará agitando el amor, ese subversivo incapaz de estarse quieto, que remueve los sentimientos hasta convertirlos en rebeldía, en contraataque, en rabia de vencedores que no tienen conciencia de ganar, sino de salir adelante.
Así es esta película. Una historia que desvela que, detrás de los rostros, hay voluntades y que nos descubre que no tenemos que dejarnos engañar por las apariencias. Tal vez en el más minúsculo de los hombres hay un héroe y en el más aguerrido de los pareceres tan sólo hay un seguro cadáver. Por eso aún existe esa gárgola, extrañamente semejante a un ser humano, que parece que nos mira desde allí a lo alto y que, si nos alejamos lentamente, se confunde como una pieza pétrea e inamovible en el paisaje impresionante de un monumento que tan sólo acoge a las leyendas.

César Bardés

miércoles, 16 de mayo de 2012

Opiniones de una librera bien informada: Sable Noir.

Vampyres: Sable Noir.

Vampiros: Sable Noir.

Guión: Denis-Pierre Filippi, Sylvain Ricard, Alcante, Philippe Thirault, Jean-Paul Krassinsky, Marc Védrines.

Dibujo: Patrick Laumond, Tommy Redolfi, Steve Lieber, Matteo, Guillem March, Michel Durand.

Portada y contraportada: Dave Mckean.

Publicación original: Dupuis, Francia 2009
Publicación española: Norma Editorial, España 2010

Argumento: Sable Noir es un pequeño pueblo que casi nadie conoce. Y mejor, porque allí ocurren las cosas más horribles que os podáis imaginar… Vampiros, fantasmas y otros arcanos caminan entre los vivos. Prepárate para huir…o convertirte en uno de ellos.

Comentario: Seis historias sobe vampiros, independientes entre ellas, pero que tienen un nexo común, el pueblo francés de Sable Noir. Seis maneras distintas de ver a los vampiros, seis maneras distintas de tratar el vampirismo. Con seis guionistas y seis dibujantes, que, cada uno a su manera, consiguen buenas historias llenas de un atractivo especial. Hay dibujos que me han gustado más que otros, pero cada uno parece acorde con la historia que cuentan.

Los seis cómics que conforman este tomo forman parte de una propuesta, que inicialmente estaba formada por seis relatos, todos, centrados en el pueblo de Sable Noir: “El tres de noviembre”, “La maldición se abate sobre el pueblo Sable Noir”…Se realizaron seis películas que adaptaron libremente dichos relatos. Todos ellos conformaron “La 1º temporada” que tuvo un gran éxito en Francia. Se forma un segundo equipo para una segunda temporada, en la que el cómic se suma al cine y la literatura, convirtiéndose en “Vampiros”.

Si queréis una manera distinta de disfrutar de los vampiros, este es vuestro cómic.

CyberTeam.

Cyber Comics
Avda. Sant Ignasi de Loiola, 48
08912 Badalona (Barcelona)
Tel. 933896153

martes, 15 de mayo de 2012

La visión del cineasta : Los vengadores, Joss Whedon

Whedon vs Los Vengadores

Hay películas que antes de estrenarse ya tienen todo un fandom alrededor que las apoya y "Los Vengadores", gracias a que Whedon está al mando, es el más claro ejemplo. Si a ti, amigo lector, Dollhouse (serie que se ahogó en las turbulentas aguas de la absoluta falta de convicción y divagaciones de su autor) te resulta incomprendida, es natural que Los Vengadores se te convierta en una obra absolutamente referencial.

Whedon, guionista de la no tan buena, digámoslo todo, Alien Resureccion y, no guionista como muchos aceptan, sólo creador, del personaje y las tramas del encantador dinosaurio de juguete de Toy Store. Ha sido incapaz de explotar el material de impresionante potencial que tenía en las manos por, a mi escaso entender, tres sencillas razones:



1) El uso de un formato cinematográfico absolutamente equivocado, y no me refiero a las innecesarias tres dimensiones precisamente, sino al hecho, de que por culpa de la falta de experiencia, Whedon, haya descartado el dificultoso pero mucho más impresionante y merecido, sobre todo para una producción de esta magnitud, panorámico.

2) Un guión que se tambalea donde nunca debería de hacerlo una buena producción de súper héroes: en sus villanos, Loki, que nunca está a la altura del personaje complejo y atormentado que creo Branagh; los Chitauri, unos enemigos de empaque en el universo Marvel (léanse algunos cómics de Los Vengadores por favor donde aparezca esta raza de alienígenas y verán de lo que hablo) que aquí son carne de cañón para nuestros seis amigos.

3) La impresionante falta de oficio de Whedon a la hora de planificar (haciendo incluso grande el mediocre trabajo de John Favreau con las escenas de acción de la Viuda Negra en Iron Man 2).


Más de uno, si han seguido leyendo, habrá dado por sentado que no me gustan ni Whedon ni su aproximación a los Vengadores, nada más lejos de la realidad. El amigo Joss, mi admirado Joss, (tengo la temporadas en DVD de Ángel y Buffy por si no creen ahora en mis palabras) es capaz de camuflar todas sus carencias bajo grandísimos momentos, podemos dar ejemplos: la brillantez de "Firefly", el ya comentado diseño narrativo del dinosaurio de "Toy story", el breve, aunque brillante, trabajo en los cómics de los X-Men o el alucinante "Doctor Horrible", por destacar unos cuantos de muchos, se podrían considerar momentazos en una carrera de altibajos, momentazos que convierten "Los Vengadores" en un producto demencialmente comercial y altamente recomendable.

Por desgracias los momentos no crean un empaque pero... a quién le importa el empaque cuando tenemos a un Hulk que machaca como nunca, un Ironman aún más irónico y agudo que el de siempre, un capi soseras pero... así es el capi y así lo queremos, un Thor, que aún no manteniendo la herencia de su anterior paso por la pantalla, cada vez que levanta el mjolnir nos pone los ojos como platos, espectantes; la parte final de Ojo de Halcón (el Légolas, como llega a decir Stark en medio de una sucesión de gags verbales y visuales a cual más divertido); la bella, violenta, curvilínea y más inteligente y humana que nunca Viuda Negra; un Nick Fury que por fin explota su faceta más anárquica; y la aparición final de...

Concluyendo, que por fin una película cuyos pilares no son un guión afinado sino unos grandes momentos merecía ser aceptada por la crítica. ¿A lo mejor si Whedon se hubiera hecho cargo de Battelship nos parecería un producto irónico lleno de situaciones gamberras y cínicas? ¿No? Lastima, nunca lo sabremos... Eso sí, posiblemente me corte las venas como se siga comparando un producto tan, agradablemente, deudor como "Los Vengadores" con algo tan genuino como "The Dark Night". Una última cosa: ¿tan difícil le hubiera resultado a Whedon recordarnos, antes de que Hulk casi destruya el portaviones bajo la influencia de Loki para, rato después, nos salve a todos de la destrucción, que Banner puede controlar a la bestia como se demostró al final de la última peli dedicada al gigantón? Lo digo porque un detalle tan simple está siendo una de las cosas más criticadas del film.

 Apolo Sánchez.

lunes, 14 de mayo de 2012

Una oración por Kateřina Horovitzová, Arnošt Lustig.

Tenemos ante nosotros una novela extraordinaria, de escalofriante desenlace, la obra maestra de Arnošt Lustig, que nos plantea la cuestión de dónde trazar los límites de la inocencia y la justicia.

 Inspirada en una historia real, Una oración por Kateřina Horovitzová describe el trágico destino de un grupo de acaudalados hombres de negocios judeoamericanos, de paso en un campo de concentración polaco dirigido por un retorcido oficial de las SS. Los prisioneros reciben la promesa de que podrán ser liberados gracias a un intercambio por prisioneros alemanes, pero su repatriación solo se producirá si son ellos mismos quienes corren con los gastos del periplo. A pesar de saber que están siendo utilizados, deciden confiar en el persuasivo responsable del campo. Es entonces cuando el portavoz del grupo, Herman Cohen, se compadece de la joven y bella judía polaca Kateřina Horovitzová, a punto de ser gaseada junto con toda su familia, y compra su vida para sacarla del campo.


ISBN:978-84-15130-31-4
Encuad:Rústica
Formato:13 x 20 cm
Páginas:168
PVP:16,95 €.

domingo, 13 de mayo de 2012

Casa de verano con piscina, Herman Koch

Autor de gran renombre en los Países Bajos —su anterior novela, La cena, fue Libro del Año y ganó el Premio del Público de ese país—, Herman Koch vuelve con otra estimulante historia de suspense donde una trama tejida a la perfección es el soporte para explorar sin ambages temas tan actuales como la ética profesional, la falsedad de las relaciones sociales o la difícil comunicación entre padres e hijos, así como los límites de la libertad sexual o el sentido de culpa en el seno de una sociedad permisiva y autocomplaciente. Próspero médico de cabecera en Ámsterdam, Marc Schlosser ejerce su profesión con cierta dosis de cinismo. Su nutrida clientela valora especialmente el tiempo que dedica a las consultas, pero esta aparente generosidad esconde unas intenciones menos nobles, que Marc disimula con habilidad. Cuando uno de sus pacientes, el famoso actor Ralph Meier, lo invita a pasar unos días de verano junto a su familia, Marc acepta pese a las reticencias de Caroline, su esposa, molesta por la arrogante vulgaridad de Ralph y su actitud de seductor irresistible. Así, los Schlosser y los Meier, con sus respectivos hijos adolescentes, compartirán con un maduro director de Hollywood y su novia, cuarenta años más joven, una casa con piscina a pocos kilómetros de una playa mediterránea. Los días transcurren con apacible monotonía, entre comidas, paseos, largas conversaciones de sobremesa, excesos con el alcohol y flirteos más o menos inocentes, hasta que una noche se produce un grave incidente que interrumpirá las vacaciones y cambiará para siempre la relación entre las dos familias.

Casa de verano con piscina es una novela apasionante en la que nadie es del todo inocente, ni siquiera quienes parecen más frágiles e inofensivos. Herman Koch logra que el lector quede atrapado ante una incómoda encrucijada moral, que lo mantiene en vilo hasta la última página.

Autor:Koch, Herman
Colección:Narrativa
Título original:ZOMERHUIS MET ZWEMBAD
Traducción:Maria Rosich
ISBN:978-84-9838-455-0
Núm. pags.:352
Tipo edición:Rústica
PVP:18,00 €

sábado, 12 de mayo de 2012

La luz en casa de los demás, Chiara Gamberale.

Maria, una mujer libre y carismática, es la administradora del 315 de Grotta Perfetta, en Roma. Cuando muere repentinamente, deja una hija de seis años; y deja también una carta. La niña se llama Mandorla —Almendra—, y ya sólo su nombre encierra todo el encanto y el absurdo del que será su destino, ya que Maria ha dejado escrito que el verdadero padre de Mandorla es uno de los hombres que vive en el edificio.

Tras una asamblea de vecinos en la que nadie confiesa su paternidad, deciden criar a la niña entre todos. Así, Mandorla irá cambiando de casa de los 6 a los 17 años, adaptándose a cinco modelos de familia: será testigo de la soledad de Tina; vivirá la separación de Caterina y Samuele; acompañará a Paolo y Michelangelo al Orgullo Gay; se sentará a la mesa de los Barilla, una familia tradicional, y vivirá las turbulencias de la eterna pareja de hecho, Lidia y Lorenzo.

Y mientras Mandorla crece, se enamora y busca a su padre, Chiara Gamberale nos recuerda que, antes de ser mujeres, maridos, padres o hijos, somos personas: maravillosas y terribles, con una infancia que nos persigue. En esta luminosa novela descubrimos que la familia es una alquimia indefinible: quien la tiene es consciente de su peso, hasta el punto de querer librarse de ella, y quien no la tiene la desea como el único escenario posible de la felicidad.

Fecha de publicación: 15/05/2012
480 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-322-0972-7
Código: 10007652
Formato: 13,3 x 22,8 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Biblioteca Formentor
Traductor: Isabel González-Gallarza

viernes, 11 de mayo de 2012

Escribiendo cine: Los diarios de Ron, Bruce Robinson

LOS DIARIOS DEL RON

Basada en el libro "El diario del ron", de Hunter S. Thompson, publicada por Anagrama.


En el fondo de un vaso de ron, la realidad se distorsiona hasta construir monstruos de garras feroces que quieren destruir paraísos para amasar fortunas, para dilapidar voluntades, para fenecer sueños. El lujo está al alcance, la suave brisa marítima parece acoger camisas rellenas con aire y tranquilidad. Los bolsillos, mientras tanto, se mueven. La codicia se despereza y siempre pagan los más humildes, los que pierden porque, al fin y al cabo, no tienen nada que perder.
Pero al final, cuando todas las gotas de alcohol se han consumido, cuando los vómitos y los mareos se disipan y las brumas de la ética se dispersan, tal vez haya la certeza de que el periodismo nació para hacer que las líneas de tinta olieran a verdad. Es el deber de quien quiere contar algo con rasgos de autenticidad. Ya basta de venderse a los intereses creados, a los que siempre quieren amasar el lujo entre sus manos. Es suficiente con los enrevesados ladrones que dirigen falsas líneas editoriales con el fin de asegurarse la caja llena y el fracaso delante. El periodista debe informar, con rigor, con exactitud, con la obligación de la certeza por delante, sabiendo que la razón, refrendada por los hechos, está de su parte. Si no, el que escribe no será más que otro borracho que se deja arrastrar por una corriente que devora, que aniquila, que destruye la creatividad, que chantajea la moral a cambio de una seguridad comprada al diablo.
Precisamente en tiempos donde la gente humilde encara el nuevo día con la certeza de que acabará peor y los malditos aprovechados de siempre se llenan los bolsillos a costa de sobornar voluntades y de vender quimeras, es cuando el periodismo, desde el más influyente hasta el más inofensivo, debe decir en voz alta lo que es. No lo que piensan unos, no lo que piensan otros. Lo que es. Informar es un derecho que cualquier ciudadano debería recibir, informar con veracidad es la ventaja añadida, informar de lo justo es la imprenta de la honestidad. Honestidad, una palabra en fuga. Quizá se halle también en el fondo de un vaso de ron.
Y así, tal vez, en una isla del Caribe, a principios de los años sesenta, se halle un germen de resistencia, una negativa al dinero fácil que ha quedado tristemente olvidada con el devenir de los años. No importa que se lleven las rotativas, que no haya soporte, que las palabras queden prisioneras de un aire que siempre es efímero. Lo que importa es mantener los principios en el vaso, bebérselos y no dejar que salgan y se escapen como traidoras ideas de ambición. Y al infierno con las playas, con las chicas de labios rojos y sabor de manzana, con el tipo que se largó con el dinero y con los facinerosos que quieren acumularlo. La firma y el tema debe ser el mismo: la verdad.
Con una banda sonora admirable, el director Bruce Robinson nos lleva haciendo eses hacia el universo de Hunter S. Thompson, periodista y escritor, alcohólico y honrado, que escribió la novela en la que se basa esta película con instantes servidos en un combinado de mediocridad e interés. Johnny Depp se muestra seguro en el papel de ese periodista que bebe y se atasca en la vorágine del trópico para acabar llegando a la más profunda de las convicciones. Hay que hacer frente a todo lo que hace que el ser humano sea mediocre y bastardo. No en vano es el único animal que tiene una ética y se comporta una y otra vez como si quisiera negarla con sus propios actos. La basura se esparce también en el Edén. Y hay que apartarla con la gramática de quien sabe que la verdad es el único camino hacia la libertad. Y el hombre no deja de mentir porque es una droga que le salva, le justifica, le anima y le hace parecer mejor. En realidad es todo lo contrario pero se ha llegado a la conclusión de que creerse las propias mentiras es un dulce estado de inconsciencia cuando lo único que hace es retrasar un final que se antoja inevitable. Y es entonces cuando nos encontraremos con la mirada de un gallo de pelea dispuesto a descuartizar a quien le ha estado engañando sin moral y sin razón.

C. Bardés

jueves, 10 de mayo de 2012

Una forma de resistencia, Luis García Montero.

En un mundo dominado por lo material pero en el que, paradójicamente, las cosas han perdido su valor, Luis García Montero emprende, con elegancia, ironía y gran sensibilidad, este hermoso inventario. Repasa y revisa algunas de sus pertenencias, guiado por la necesidad de «tocarlas una a una, como un deseo de rebeldía, como una forma de resistencia».

«Los banqueros cuentan sus beneficios, los políticos sus votos y los poetas sus cosas. Cuentan y recuentan las cosas en las que se quedó enredada su vida. En los días de meditación y soledad, de vagabundeo doméstico, tomo conciencia de que tengo la casa llena de cosas. No se trata exactamente de que me importe tirar cosas, sino de que tengo inclinación a conservar las cosas que son mi casa. Para no confundir una fiesta con un acto de barbarie, conviene pensar lo que se desecha cuando se tira la casa por la ventana. Las cosas con capacidad de convertirse en un recuerdo suponen el deseo personal de atender a la vida, de vivir con atención, con amor.»

Pequeñas piezas sobre objetos de uso tan cotidiano que a menudo nos pasan inadvertidos... Una copa, un reloj, una butaca... enseres rutinarios y aparentemente anodinos, todos ellos cobran vida y carácter propio en este hermoso libro que puede abrirse en cualquier página.

Colección:Hispánica
Páginas:224
Publicación:09/05/2012
Género:Miscelánea literaria
Formato:15x24
Encuadernación:Rústica
Precio:18,00 €
ISBN:9788420400365
EAN:9788420400365

miércoles, 9 de mayo de 2012

Una misma noche, Leopoldo Brizuela .

“Un thriller existencial, perturbador, hipnotizante.” Rosa Montero Presidenta del Jurado

Una madrugada de 2010, el escritor Leonardo Bazán es testigo involuntario del asalto a una casa vecina. No es un robo usual: lo lleva a cabo una banda organizada, con una logística sofisticada, y hasta un patrullero de la Policía Científica. Pero lo que más perturba a Bazán es el recuerdo de una experiencia similar —de la que también fue testigo junto a sus padres— ocurrida en esa misma casa en 1976, a poco de iniciada la dictadura militar en la Argentina. El trauma de aquella noche pareció caer en el olvido; pero ahora Bazán siente que debe escribir para entender y salvarse. ¿Cómo actuaron exactamente él y sus padres y cómo juzgar hoy esas reacciones? ¿Cómo es posible que una estructura criminal, montada décadas atrás, todavía exista y que la gente siga reaccionando de la misma manera, con el mismo miedo?

 Narrada como el cuaderno de notas de un detective que, pista tras pista, se indaga a sí mismo y se expone al crimen organizado, Una misma noche es una novela de suspense que explora el rol de los ciudadanos enfrentados a las formas más brutales y secretas del poder. Y reflexiona sobre la intolerable conciencia de nuestra propia cobardía. Un texto a un tiempo íntimo y político, confesional, potente, misterioso, destinado a perdurar.

 Colección:Hispánica
Páginas:288
Publicación:16/05/2012
Género:Novela
Formato:15x24
Encuadernación:Rústica
Precio:17,00 €
ISBN:9788420402406
EAN:9788420402406

martes, 8 de mayo de 2012

Donde siempre es otoño, Ángeles Ibirika

Como cada otoño, Ian O´Connell, afamado escritor de novelas de amor, se aísla en su apartado refugio de Crystal Lake para escribir su nuevo éxito. En su desesperada búsqueda de la inspiración que por primera vez le ha abandonado, encontrará a Elizabeth Salaya. En ese entorno idílico, mientras la va convirtiendo en la protagonista de su novela, el amor comenzará a entretejerse entre los dos sin que él sea consciente. Un amor que nunca creyó que existiera más allá de los libros, y que, junto al gran secreto que esconde Elizabeth y por el que intentará alejarlo de su lado, le harán dudar de todo lo que hasta entonces había creído firmemente. En la hirviente Manhattan, envuelta en el ardor de los candidatos en plena carrera hacia la Casa Blanca, los caminos de Ian y Elizabeth volverán a cruzarse. Pero en medio de intrigas, ambiciones y cadenas de favores que amenazan con tambalear los cimientos de la alta sociedad neoyorquina, será enfrentarse a sus sentimientos y miedos lo que cambie sus vidas para siempre.


Ficha técnica
Fecha de publicación: 03/05/2012
480 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-00509-4
Código: 10007631
Formato: 13 x 20 cm.
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta
Colección: Novela y Relatos

lunes, 7 de mayo de 2012

La última vez que vi París, Lynn Sheene

Mayo de 1940: Claire Harris huye de Manhattan con la romántica idea de empezar una nueva vida en París. Pero sus planes se truncan cuando ve a los soldados nazis desfilando bajo el Arco de Triunfo: la ocupación alemana ha comenzado. Su única opción es trabajar en una floristería bajo la atenta mirada de madame Palain.

A cambio de documentación falsa, Claire empieza a colaborar con la Resistencia francesa. A pesar del peligro que esto supone, la joven florista descubre la eterna belleza de la Ciudad de la Luz mientras la explora en compañía de Thomas Grey, un misterioso inglés que también trabaja para la Resistencia. La valentía y la inteligencia de Claire la convierten en seguida en una eficiente espía, y sus valores cambiarán al ser testigo del valeroso espíritu de los parisinos.

Pero la decepción y la traición la fuerzan a huir de nuevo, esta vez para pelear por el hombre al que ama. Claire sólo reza para reunir el coraje y la firmeza suficientes para volver a ver París algún día…

Fecha de publicación: 22/05/2012
368 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-00619-0
Código: 10008143
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Planeta Internacional
Traductor: Aleix Montoto

domingo, 6 de mayo de 2012

Abraham Lincoln, cazador de vampiros, Seth Grahame-Smith

La reputación de Abraham Lincoln se basa en haber salvado a su país de los estragos de la secesión y en la abolición de la esclavitud. Pero su heroica lucha contra las fuerzas del mal, contra los vampiros, los "no muertos", ha permanecido oculta durante cientos de años. Hasta que Seth Grahame-Smith, célebre coautor de Orgullo y prejuicio y zombis, descubrió el Diario secreto de Abraham Lincoln. Usando ese asombroso documento como guía, Grahame-Smith ha reconstruido la verdadera historia del prócer estadounidense, revelando los temibles secretos tras la Guerra Civil y arrojando luz sobre el papel de los vampiros en el nacimiento y desarrollo de Estados Unidos, así como el momento en que esas terroríficas criaturas casi acabaron con el país.

Llevada al cine de la mano de Tim Burton y Timur Bekmambetov, Abraham Lincoln: cazador de vampiros es una inolvidable aventura y también una lección sobre la historia que tratan de ocultarnos.


Título original: Abraham Lincoln, Vampire Hunter
Traducción: Camila Batlles Vinn
Código: 600000233
ISBN: 978-84-92915-14-9
Encuadernación: RCA C/S
Formato: 150 x 230
Páginas: 384
Colección: UMBRIEL FANTASIA

sábado, 5 de mayo de 2012

La vida en siete minutos, Pep Bras

Esta novela podría comenzar la noche del 24 de abril de 1991 cuando una pareja se ofrece voluntaria en un espectáculo de magia y son hipnotizados durante siete minutos que quedan para siempre borrados de sus vidas. O mucho antes, con un niño que juega a entrevistar personajes; o mucho después, con él ya adulto escribiendo guiones para un programa de televisión que odia. O con un terrible accidente de coche y con alguien que descubre que puede cambiar el pasado. O con un asesinato.

La vida en siete minutos es la historia de la recuperación de un hombre que ha caído en desgracia en clave tragicómica. El mantra de todo guionista, «No le harás la vida fácil al protagonista», cae sobre él como una maldición, una sentencia marcada por dos factores incontrolables: la fuerza del azar y la sospecha de que su vida depende de la reconstrucción de siete minutos mágicos.

 La constante intrusión de asombrosas casualidades en una vida aparentemente normal es el motor del que se vale Pep Bras para desgranar una novela de un ritmo trepidante sobre la necesidad de enfrentarnos a nuestra desmemoria. Hábil guionista, Bras hace avanzar acontecimientos de enorme dramatismo a golpe de sorpresa y un sentido del humor brillante. Imagina tu serie de televisión favorita firmada por los hermanos Coen… y disfruta de la lectura.

Fecha de publicación: 03/04/2012
336 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-322-0963-5
Código: 10007645
Formato: 13,3 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Biblioteca Breve

viernes, 4 de mayo de 2012

Escribiendo cine: La buena tierra, Sidney Franklin.

LA BUENA TIERRA

Basada en la novela del mismo título de la Premio Nobel Pearl S. Buck.

Un humilde campesino chino se levanta feliz. No tiene nada pero pronto va a tener algo. Una esposa. No la conoce pero se pregunta si será guapa, si será amable, si va a obedecerle en todo, si le va a ayudar, si va a ser una compañera agradable. Su caminar es alegre, como el del niño que va a comprar un juguete. Pronto regresará a su modesta cabaña para arrancar a la tierra, siempre tacaña, los frutos que cada año cosecha. Ella, la esposa, le mira de soslayo, porque la vergüenza parece tener un sitio en sus gestos. Le admira por su tesón y porque no es feo. Le ayuda y asume su papel de esposa. Incluso cuando comiencen a venir los hijos estará ahí con él para hacer frente al huracán que todo se lo lleva. Se intuye muy fácilmente que ella tiene valor para todo, para dárselo a él, para regalárselo a sus hijos, para afrontar todo lo que venga, para ser tan dura y tan generosa como la buena tierra.
El hombre olvida fácilmente y el contento del camino que llevaba al altar da paso a los años y a la opulencia. Las cosas parecen ir bien y la vida transcurre con su incesante golpear de minutos que entierran los sentimientos y los recuerdos. El sufrimiento es algo que se arrincona con desprecio. Y no debería de ser así. El sufrimiento es la lección de la sabiduría y el lazo que une a corazones que pasan por todo juntos. Una segunda esposa aparece. El dinero fluye. Ya no es un simple intercambio de sal por alubias. Es comercio con lujos de por medio. La experiencia es un arma pero es demasiado fácil olvidar lo esencial. La tierra es lo esencial. Sin la tierra no hay nada. Sin ti no hay tierra, mujer.
Paul Muni, en una caracterización que forma parte de la eternidad del cine, dio vida a este chino que pasa por múltiples vicisitudes hasta llegar a la comodidad y al gasto de una existencia mirando hacia otro lado. Maravilloso en sus actitudes y en cada una de sus expresiones, Muni da toda una lección de interpretación en una película que es pura ternura además de cine de impresión. Al lado de él, Louise Rainer, aquella que con un entusiasmo casi senil anunció el primer Oscar del cine español para Volver a empezar, de José Luis Garci, y que aquí, además de belleza, derrocha abnegación, interés, amor y sacrificio. Ella, con su inmejorable trabajo, es la buena tierra que todo lo da y nada espera. Sólo sequías y tempestades. Sólo indiferencias y exigencias. Ver a los dos, juntos, es un gozo muy cercano a la admiración.
Basada en la novela de la Premio Nobel Pearl S. Buck, La buena tierra es una obra maestra de los sentimientos, de las distintas etapas de la vida en un entorno hostil de pobreza que abre camino sólo a los perseverantes pero, sobre todo, es una historia de amor callado, con un “te quiero” en cada silencio y en cada huida del mirar, con un deseo incontrolable de abrazar a los protagonistas para agradecer un trocito de vida que fue extraído de un lugar muy lejano pero que habla de sensaciones universales. Es cine en estado de grandeza. Es humanidad en estado de descripción. Perderse esta película sería como dejar que la cosecha sea pasto del granizo y de la inclemencia. No la dejen pasar con indiferencia. El cine es esto.

                                                                                                    César Bardés

jueves, 3 de mayo de 2012

Reseña: El Zen y Steve Jobs, Caleb Melby/Jess3.

El cofundador de Apple, Steve Jobs (1955-2011), tuvo un impacto tan grande en tanta gente, que su vida se ha transformado para hacer de él un mito. Pero gran parte del impacto y de la fama de Jobs se debió al trabajo en equipo con diseñadores, ingenieros e intelectuales. El zen de Steve Jobs narra la historia de la relación de Steve con una de estas personas: Kobun Chino Otogawa. Kobun era un sacerdote budista Zen, que emigró a los Estados Unidos desde Japón a principios de los años setenta. Fue un innovador, poco amante de las reglas y apasionado del arte y del diseño. Kobun era al budismo lo que Steve al negocio informático: un inconformista renegado. No tardaron en hacerse amigos, entablando una relación que no podía durar.

Esta novela gráfica es una ilustración de aquella amistad. La historia avanza y retrocede en el tiempo, desde los años setenta hasta 2011, pero se centra en el período transcurrido tras el exilio de Jobs de Apple en 1985, cuando inició un estudio a fondo con Kobun. Juntos pasaron una época muy intensa, hasta que se hizo cargo del diseño de los productos de Apple y de la estrategia del negocio, cuando sus encuentros se fueron espaciando. Narrada a través de fragmentos de diálogos y de viñetas, El Zen de Steve Jobs analiza cómo Jobs podría haber perfeccionado la estética de sus diseños a través del estudio de la religión oriental y, sin embargo, prefirió tomar del Zen sólo lo que necesitaba para omitir el resto.

El guión de Caleb Melby (colaborador de la revista 'Forbes') muestra una historia muy interesante y que parte de entrevistas a testimonios cercanos a Steve Jobs y Kobun Chino Otogawa, la cual se estructura a lo largo de diversos saltos temporales y de gran relevancia.

Una de las características que más me han llamado la atención de esta historia es el arte gráfico de la empresa Jess3, la cual desconocía totalmente y que gracias a este cómic he podido descubrir. Su tipo de dibujo me ha recordado en ocasiones a Eduardo Risso (dibujante de la serie 100 balas, entre otras...), el cual se complementa con una paleta cromática que cambia según la época que se esté narrando en ese momento. Como lector de cómics desde hace muchísimos años, es esta clase de detalles en los que se nota que hay un gran equipo creativo tras este proyecto, los cuales son de agradecer.

La edición de Anaya Multimedia (bonita y cuidada) se completa con jugosos extras que incluyen desde diseños de portada alternativos hasta una entrevista a su guionista, haciendo de todo ello una lectura muy entretenida que deja con ganas de más y que satisfará por igual a los fans de Steve Jobs y a los lectores que quieran leer una historia muy atractiva y sugerente.

Francisco José Arcos Serrano
Título: El Zen y Steve Jobs
Autores: Caleb Melby/Jess3
Editorial: Anaya Multimedia
Páginas: 80 (color)
Precio: 14,50 Euros
ISBN: 978-84-415-3170-3

miércoles, 2 de mayo de 2012

Héroes de polvo, Beatriz Manjón

Una historia de amor y drogas. Una lírica y crítica visión de los ambientes más duros del narcotráfico.

 Dolores Velasco prefiere que la llamen Lola. Es una escritora frustrada que sobrevive como redactora en una revista del corazón, compensando su anodina vida laboral con una vida sentimental siempre al límite entre el querer y el deber, la libertad y la sumisión. Tras una relación sin futuro con un hombre casado, conoce a Juan, un niño que juega a cosas de hombres. Es un camello con ínfulas de narcotraficante con el que se introduce en el mundo de las drogas. Si la adicción es un estado de dependencia, Lola se hace adicta a Juan. El amor y el consumo de drogas van unidos y nacen del mismo arrebato en la relación entre ambos, llevando a Lola hasta límites que ella jamás pensó que sobrepasaría. Pero una vez dentro, renunciar a un estado de cosas tan magnético como peligrosamente frágil es complicado.

 Beatriz Manjón nos introduce en los complejos estados psicológicos y emocionales que genera la adicción, y lo hace de un modo ágil, natural, con una prosa llena de referencias literarias y mezclando registros e imágenes hiperrealistas con notas casi poéticas.

Colección:Conspicua
Páginas:300
Publicación:25/04/2012
Género:Novela contemporánea
Formato:14 x 23 (rústica)
Precio:17,00 €
ISBN:9788483653364
EAN:9788483653364  

martes, 1 de mayo de 2012

Oriol Laclau i Masdéu, catalán ilustre, magnate de la construcción y directivo futbolístico de gran éxito social, fallece aparentemente por causas naturales mientras disfruta de un crucero por el Nilo con sus mejores amigos. Su hermana Lady Roxana le confiesa a su amiga Diana Dial, antigua reportera e investigadora amateur, sus sospechas de que Oriol ha sido víctima de un asesinato. La periodista nota ese calambre en el estómago que sólo puede indicar que un caso requiere sus servicios.

 Una falsa lady, un biógrafo de oscuro pasado, una vieja gloria de la canción y un médico demasiado amigo de la inconsolable viuda son sólo algunos de los estrafalarios personajes que viajarán de nuevo por el Nilo para buscar al culpable.

Maruja Torres nos ofrece en Sin entrañas una novela ágil, divertida e irónica, en la mejor tradición de su admirada Agatha Christie, en el Egipto neocolonial previo a la caída de Mubarak.

Fecha de publicación: 10/04/2012
288 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-00411-0
Código: 10007204
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos