martes, 31 de julio de 2012

Éste es mi lugar, Kate Racculia

En una caja de zapatos llena de recuerdos, Arthur encuentra una postal que su fallecida esposa Amy escribió años atrás a Mona Jones, su amiga de la infancia, y que nunca llegó a enviar. El hallazgo lo impulsa a descubrir a la verdadera Amy, a desvelar la cara más enigmática de su excéntrica y vitalista mujer. Para ello emprende un viaje obsesivo que lo llevará desde Los Ángeles hasta la adormilada Ruby Falls, en el corazón del estado de Nueva York, donde Mona, que vive con su hija Oneida, regenta una pequeña pensión y prepara tartas de boda por encargo. Madre e hija han elegido tomar del resto del mundo solamente lo que necesitan y viven en perfecto aislamiento en compañía de tres sugestivos huéspedes. Así, cuando Arthur y Mona se encuentran, averiguan mucho más sobre Amy de lo que creían posible, y la revelación de un secreto alterará la vida en ese pequeño mundo de un modo que nunca hubieran imaginado. Protagonizada por un puñado de personajes inolvidables, esta historia es una apasionada celebración de la vida y de la belleza del arte, así como un relato entusiasta sobre la familia, el amor, la identidad y los complejos lazos que nos unen a los demás. 

 Autor:Racculia, Kate 
Colección:Novela 
Título original:THIS MUST BE THE PLACE 
Traducción: Gemma Rovira Ortega 
 ISBN:978-84-9838-462-8 
Núm. pags.:384 
Tipo edición:Rústica 
PVP:20,00 €

lunes, 30 de julio de 2012

Reseña: El jardín impío, de Juan Miguel Fernández

El Jardín impío comienza con un espantoso crimen y continúa como un “tour de force” en el que varios personajes comprenden que cuando no alimentas bien a determinado tipo de seres vivos, ellos tienen las herramientas precisas para garantizarse su supervivencia. 

Dolmen Editorial, dentro de su línea Z, sigue ofreciendo títulos de excelente calidad, y en este caso, no podía ser menos; en su primera novela, este autor nos ofrece una nueva vuelta de tuerca al género zombie, la cual me ha sorprendido por su planteamiento y su originalidad. 

 La novela comienza con una atmósfera que me ha recordado a las viejas películas de la productora Hammer, con ese caserón en lo alto de una colina, totalmente aislada, y con la inmortal lluvia de fondo, la cual crea el ambiente que siempre se agradece para introducirnos de lleno en la historia, metiéndonos el miedo en el cuerpo mientras que se desarrolla la acción. 

 El autor se toma su tiempo para que la historia vaya cogiendo forma, dejándonos pequeñas pistas a lo largo de sus primeros capítulos, que, por otra parte, están excelentemente escritos....casi que diría que son los que más me han gustado del libro, y pienso que el estilo 'ochentero' es lo que potencia la calidad de dichos capítulos. 

 A partir del cuarto capítulo, la acción se centra en la actualidad, con el desarrollo que todos conocemos de la epidemia, haciendo estragos mortales. 

 Aún con la sensación que se tiene de estar leyendo ya algo totalmente conocido por cualquier lector de temática zombie que se precie, el ritmo adictivo y ágil hace que sigas pasando página tras página, ansioso de conocer el destino de todos los personajes....Y es que no puede faltar en una buena novela de zombies este clásico y arquetípico grupo de personajes. 

 El punto fuerte de la novela es el original punto de partida para intentar explicar el holocausto zombie, dándole una perspectiva más 'ecológica', donde la madre naturaleza está bastante 'encabronada', y se tiene que hacer oír de esta forma tan devastadora y enfurecida.....Y hasta aquí puedo contar. 

 Otro elemento 'inquietante' muy presente en el libro son las ratas, con un protagonismo que me ha recordado a las de 'El flautista de Hamelín'.... 

 Está claro que esta novela satisfará a cualquier amante del género zombie, y si además encontramos varios puntos muy originales que redondean la historia, el lector se quedará satisfecho por partida doble. 

 Juan Miguel Fernández ya está escribiendo una segunda entrega de esta novela, de la cual hablaremos por aquí en cuanto esté editada. 

 No puedo dejar de mencionar la excelente portada del siempre genial Alejandro Colucci....Una auténtica delicia. 

 Tengo que acabar mi reseña agradeciendo a Darío Arca, director editorial de Dolmen, por su amabilidad y excelente gusto editorial. 



 Francisco José Arcos Serrano 

 Título: El jardín impío 
 Autor: Juan Miguel Fernández 
 Editorial: Dolmen (línea Z) 
 Número de páginas: 256 
 ISBN: 9788415296164 
 Precio: 16.95 €



domingo, 29 de julio de 2012

El trono de madera, Francisco Lorente.

"Hace mucho tiempo, en el albor del mundo, el Dios Supremo Phélomer encargó a su hermano Urek la talla de una silla, pero no una silla cualquiera, una especial, pues sería su trono en la tierra..."

 Año 14 del reinado del Márkul, hijo de Bastian. 

 Casidia es una sombra de lo que antaño fue y su macilento rey parece incapaz de recuperar su grandeza. Su general Wástadur, ante el temor de su señor por evitar el resurgimiento del imperio, ha acaparado demasiado poder y ha subyugado las libertades del pueblo. Pero algo cambia cuando un chico de origen humilde llega a la capital. Lóthlor pronto llamará la atención del rey, quien verá en él el rayo de esperanza que el reino necesita. Márkul nombrará al chico Protegido del Rey, sin sospechar que esa decisión lo cambiará todo. 

 Los avatares del destino pronto cruzarán los caminos de Lóthlor y Wástadur, cuando el padre del chico sea reclutado para librar una guerra en las tierras yermas, una guerra que enmascara los verdaderos planes del ambicioso general. El joven Lóthlor, atormentado por terribles visiones, deberá abandonar a su familia, a sus amigos y a su estimada Lestia y emprender un viaje para rescatar a su padre. Lóthlor inicia así su anábasis, una vorágine de aventuras donde el honor, la tragedia y el destino guiarán cada uno de sus pasos. 

 Éste es el mundo creado por el dios Phélomer, el Dios Supremo. Éste es el mundo del trono de madera. 

 El Trono de madera entrelaza la esencia de los mitos clásicos grecorromanos con el imaginario de la literatura y la historia medieval, especialmente la materia de bretaña. Lóthlor se nos presenta como un paladín con el sino de un héroe griego y el honor de un caballero medieval, pero angustiado ante los grandes dilemas existenciales que siempre han atormentado y atormentarán a la humanidad: quién soy, de dónde vengo y hacia dónde debo ir. 

 Autor: Francisco Lorente Camon 
Colección: Círculo rojo - Novela 
Páginas: 276 
ISBN: 978-84-9030-036-7 
Formatos: Edición rústica con solapas 
Tamaño: 15x21 cm 
Editorial: Editorial Círculo rojo 
Precio: 15 €

sábado, 28 de julio de 2012

Quisiera que algo bueno pasara por fin, Trixi Von Bülow

—Las cosas no pueden ir mejor —dije, y por primera vez tuve la sensación de ser una privilegiada—. Vivo en Colonia, en una bonita casa antigua en Südstadt, tengo una hija de cinco años preciosa, trabajo en una importante editorial y llevo un año separada. Y además —levanté un poco la voz para resaltar la importancia de lo que iba a decir—, estoy enamorada. Me pareció que mi breve biografía no sonaba nada mal. 

 Friederike Berger es una mujer fuerte por pura necesidad. Lleva 365 días sin marido y tiene tantas dudas como anhelos. Su hija pequeña y su peluche acaban todas las noches durmiendo con ella. Tiene un trabajo mal pagado como editora en Best&Seller y quince años de matrimonio a sus espaldas. Está a punto de cumplir los cuarenta y su mejor amiga la convence para pasar unos días juntas en el mar. 

 Entre la locura de la vida diaria y el deseo de volver a ser feliz se desarrolla una historia conmovedora, a veces triste, a veces cómica, y con muchos giros sorprendentes: las andanzas de Friederike en busca del amor. 

 Ficha técnica 
Fecha de publicación: 19/06/2012 
288 páginas 
Idioma: Español ISBN: 978-84-670-0768-8 
ISBN2: 9788467007688 
Código: 10008845 
Formato: 15 x 23 cm. 
Presentación: Rústica con solapas 
Colección: ESPASA NARRATIVA 
Traductor: Carmen Bas Álvarez

viernes, 27 de julio de 2012

Escribiendo cine: El ángel azul, Josef Von Sternberg.

Basada en la novela "Êl Profesor Unrat", de Heinrich Mann, editada por RBA. 

 Bajar los peldaños de la dignidad es un ejercicio tan fácil como caer. Un día, la vida es metódica, aunque solitaria; ordenada, aunque vacía; pulcra, aunque cuadriculada. Al día siguiente, la vida es una fiera desbocada, un monstruo devorador, una comezón salvaje que te entierra como hombre y te resucita como pasión. Y la pasión no es suficiente si ha cambió sólo se recibe la terrible y más desoladora de las humillaciones. Esas ciudades de fantasía, de casas apretujadas, callejones estrechos y sombras alargadas, poco a poco, se van convirtiendo en ratoneras con espejos en los que se ven reflejadas una enorme y ridícula careta de payaso. Despeinada, patética y tan olvidada que ya no se reconoce a ningún hombre bajo ella.
Cuando todo es tan triste, tan mortecino y la existencia es una sucesión de barroquismos agobiantes y sin sentido, la garganta traiciona y el grito que sale de ella es de dolor, es de furia, es de rabia, es de odio, es de amor, de amor perdido, de amor en espejismo, de amor que sólo fue soñado. Ella sólo come carne fresca y disfruta con el juego de la humillación. Todos sus motivos se basan en eso. En rebajar la dignidad hasta que ya no haya más que asentimiento. Ella, en realidad, es un ángel azul exterminador.
La locura es la única salida. El regreso es la única obsesión. Volver a recuperar lo que es imposible es algo tan impensable como cercano. Aquella mesa con olor a madera. El característico olor a goma de borrar de las clases. El ruido de la tiza estrellándose contra la pizarra. El crujir de las hojas que daban autoridad, falsa autoridad, ridícula autoridad, pero autoridad, al fin y al cabo. El café todas las mañanas. El reloj dando la hora. La muerte siempre puntual. Unos polvos sobre el inmaculado traje y ya la visión se difumina, se torna confusa y el refugio en forma de un amor que no existe y que se presenta bajo el siempre engañoso disfraz del deseo es el principio de la certeza de que no eres un hombre, de que no eres ni medio hombre, de que no eres.
Alemania entre sueños, al borde del nazismo y educando a hombres-niños crueles, sin sentido de la decencia y que luego pretenden dar lecciones de moralidad a través de la acusación y de la incoherencia. Adiós a ese país de rectitud constante y de rigidez obsoleta. Bienvenido al nuevo futuro. Un futuro que no es más promesa que la ruina y la sangre. Emil Jannings lo supo bien cuando, quince años después de esta película, salió por las calles de un Berlín destruido por las bombas con su Oscar en la mano y gritando: “No me maten. No me hagan nada. Me dieron un Oscar” sin saber que eran los soviéticos los que entraban en la ciudad. Profesor Unrat redivivo. Marlene Dietrich se marchó con el director Josef Von Sternberg. “Sin ti, yo no sería nada” y le dijo hasta nunca. Lola-Lola cantando otra vez, recitando su balada de noches de humo y de palabras de engaño. Mientras, él, conocía una y otra vez al fracaso y se agarraba con entusiasmo a la idea de hacer algo que mereciera la pena. El cine tiene estas cosas. Es como la vida sólo que en menos tiempo.

César Bardés

miércoles, 25 de julio de 2012

La visión del cineasta: El caballero oscuro, la leyenda renace.

THE DARK KNIGHT RISES: TREPIDANTE 

 Trepidante. Creo que ese es el adjetivo que menos he utilizado a la hora de comentar el conjunto de las películas anteriores de la saga de Nolan, y es porque ninguna me lo ha parecido. No, de verdad; épicas, sí; elaboradas, también; personales, por supuesto; trepidantes, no. Tanto “Batman Begins” como “The Dark Knight” tenían momentos, escenas puntuales donde el adjetivo se ajustaba, pero es que a The Dark Knight Rises le queda como el traje en el cuerpo de Catwoman. Me gusta la personalidad que ha demostrado Nolan al no obligarse a rizar el rizo y al no ir más allá de lo conseguido a nivel dramático con su anterior film. Y es que hay veces que un film consigue tanto a nivel crítico y comercial que suele terminar perjudicando irremediablemente al que ha de venir. Por suerte para mí entre el último Batman y este existió “Origen”, un proyecto colosal que permitió al director británico refrendarse ante la crítica, hacernos sentir más inteligentes y comenzar a asumir que era difícil, muy difícil superar el segundo film del hombre murciélago. Con esta idea en la cabeza a Nolan sólo le quedaba continuar la saga y , evidentemente, sin proponérselo crear una paradoja crítica sin parangón. 

 THE DARK KNIGHT RISES: LA GRAN PARADOJA CRÍTICA 

 El primer Batman se llevo el doble de alabanzas y un noventa y nueve por ciento menos de críticas negativas que cualquier película de superhéroes de la historia. Ahora, con la última de la saga, Nolan vuelve a los orígenes narrativos del primer Batman pero con el triple de presupuesto, el doble de ritmo, el doble de soltura en las planificaciones, la mitad de errores narrativos, y tantas alabanzas como críticas negativas. Paradójico, pero no extraño, ya que parte de los especialistas en esto del cine esperaban poco menos que un reboot mejorado de la segunda... por suerte los hermanos Nolan y David Goyer no han estado por la labor. 

 THE DARK KNIGHT RISES: LA MECANICA DEL THRILLER 

 Curiosamente Batman Begins, a nivel base de guión, no pasaba de ser un más que correcto Thriller. The Dark Knight, en cambio, impulsada en gran parte por el éxito crítico de la primera abogó por la profundidad de los personajes en detrimento de la estructura efectista de la primera... y acertaron. The Dark Knight Rises vuelve a los cauces narrativos que marcaron la génesis de la saga, y no me atrevería a decir en detrimento de los personajes, ya que estos son lo que son y funcionan al nivel que el ritmo del guión les exige. Cuando se plantea una trama en forma de Thriller, los personajes, pasan a ser peones para el juego del guionista, sus diálogos, sus acciones, todo navega en forma de pequeñas naves sobre los distintos brazos del río en el que se ha convertido el libreto, rio que desemboca en un mar de respuestas y giros sorpresa. Si no contamos “The Dark Knight” el thriller siempre ha sido el género escogido por Nolan para todos sus film, y si conoces al hombre, conoces su cine, si conoces su cine, no te debería extrañar la estructura de esta, su nueva película. 

 THE DARK KNIGHT RISES: VIEJOS Y NUEVOS CONOCIDOS 

 Es interesante observar cómo durante la película se desarrollan con fluidez cuatro nuevos personajes de importancia capital no solo para el film en sí sino para lo que ha sido y lo que puede ser la saga en caso de continuarse. Y digo con fluidez porque avanzan sólidos, conformando la trama, apenas sin agujeros y para nada descompensados: Anne Hathaway luce esbelta, ingeniosa, divertida y peligrosamente hábil enfundada en las mallas de Catwoman (me rindo ante el detalle práctico de las siempre imposibles, pero necesarias, orejitas del disfraz); Bane, interpretado sin fisuras por Tom Hardy (futuro, y prometedor, Mad Max), es la personificación de la destrucción, un coloso imposible de derrotar, una bestia lo suficientemente inteligente como para casi convencerme de que hace falta un tipo como él para solucionar los problemas que arrastramos (para no perderse su discurso antisistema), si no fuera porque al final se nos descubre como un pelín radical en sus posturas...; Joseph Gordon Lewis aporta ese puñetero carácter que le convierte en uno de los actores jóvenes con más futuro y conforma un personaje capital y necesario continúe por donde continúe la saga (no me fastidiéis con que es la última); y la Cotillard, Miranda para los fans de la saga, Edith para los fans de la actriz, ...para los fans del cómic (¿Qué? Sólo estoy metiendo un poco más de misterio, que no viene mal) lleva el duro peso de ser el personaje más sometido por los rigores del guión (y por desgracia el más forzado a causa de ello). Gordon (casi me mato puto Batman), Fox (también lo tenemos en negro) y Alfred (un auténtico pay-off con patas), personajes habituales de la saga, son causa y efecto de mucho de lo que acontece alrededor de cómo no, un Christian Bale/Bruce Wayne/Batman menos Tony Stark que nunca (gracias), con nueva armadura a prueba de todo menos de Bane y que, aunque la explicación de su retirada sea por causas débilmente definidas en el anterior film, se presenta con un impresionante, por constante, espíritu de superación. 

 THE DARK KNIGHT RISES: EFICIENCIA Y DEFICIENCIA 

 Algo que siempre ha definido el cine de Nolan ha sido su eficacia tras las cámaras y su tremenda capacidad para plasmar en pantalla cada centavo invertido. Su trabajo con los actores es impecable, así como el manejo del espacio y los ambientes, pero cojea, y de qué manera, a la hora de coreografiar escenas de combate cuerpo a cuerpo. Curiosamente a la hora de filmar la acción en general es muy eficiente con los tiros de cámara, pero cuando llega el momento de acercarse al personaje contra personaje, al mamporro limpio, presenta un déficit de planificación y montaje muy preocupante, y más cuando hablamos de cine, los que creen que Batman es Ciudadano Kane que no sigan leyendo, de acción. Esto hace, a nivel personal, que disfrute un poco menos de esas situaciones, tipo los cara a cara de Bane y Batman, que por esa ley no escrita del cine de acción no deben de fallar jamás. Nolan presume de no usar Storyboards y de planificar cada escena, excepto las que implican efectos, claro está, casi sobre la marcha. No digo que en su próximo acercamiento al género contrate a Yuen Woo-ping para las coreografías de lucha... pero debería de hacer algo al respecto. Ya es tarde para Batman, pero un cuidado especial en ese aspecto hubiera evitado desvirtuar un poco el esplendido sabor visual de la saga 

THE DARK KNIGHT RISES: DESHI BASARA 

 Me declaro fan incondicional del trabajo de Hans Zimmer, desde sus principios, y sería injusto no reconocer que le ha aportado tanto o más a la saga que esta a él. En Dark Knight Rises, Zimmer, vacía todo su arsenal orquestal creando el score más poderoso de toda la trilogía, quizás no el mejor, ya que aún tengo rebotándome en la cabeza los ecos de guitarra del tema del Joker y el expléndido “Like a Dog Chasing Cars” de “The Dark Knight”. En esta el maestro continúa con la sagrada regla, que tanto se saltan a la torera los nuevos compositores a petición de los nuevos directores (que al parecer se niegan a que un leiv motiv inspirado pueda quitarle protagonismo a su film), de otorgarle un tema a cada personaje. A grandes rasgos: las, escasas en la saga, notas del piano envuelven de elegancia cada presencia de Catwoman, con una melodía tan bella como llena de misterio; las voces, acompañadas por el metal y la percusión, nos graban a fuego una frase: “Deshi Basara”, que viene a significar “él renace” e ilustra y magnifica la presencia y génesis de Bane; finalmente Batman continúa con su excelente tema, que si bien nunca llega a ser desarrollado en su totalidad como sí ocurría en el anterior film siempre puntualiza la presencia del caballero oscuro o Bruce Wayne. Ahora toca esperar lo que hace el bueno de Hans en su nueva “colaboración con Nolan”: “Man of Steel” 

 THE DARK KNIGHT RISES: EL FINAL 

 The Dark Knight Rises no huye nunca del espíritu que ha impregnado la saga, todo lo contrario lo reafirma, consolida y enriquece. Aporta más porque se lo puede permitir, pero nada de lo que se puede permitir peca de gratuito, todo sigue a pies juntillas las pautas de la estructura. Una estructura tan llena en detalles que a poco que te guste profundizar en esto del cine hace que disfrutes con su riqueza de recursos. Una gozada valiente que se atreve a hacer un delicioso guiño al blockbuster pero sin caer nunca en el mainstream. Un crisol donde se mezcla todo lo bueno que nos ha regalado la saga. Quizás haya habido gente que se haya sentido defraudada esperando una puesta en escena más sencilla, buscando más intimidad en detrimento del espectáculo. Lo siento pero esta vez no ha podido ser, quizás la próxima... Ahora permitidme disfrutar a mí, porque este es mi Batman, el que necesito y quiero ver.

martes, 24 de julio de 2012

El hombre que quiso matarme, Shuichi Yoshida

El puerto de Mitsuse, en el sur de Japón, había estado siempre envuelto en historias de fantasmas. En 2002, una mañana de invierno, aparece estrangulada Yoshino Ishibashi. La policía de Nagasaki detiene enseguida a Yuichi Shimizu por asesinato en primer grado. El caso parece resuelto, pero el avance de la investigación sacará a la luz una perturbadora red de personajes en la que no es fácil distinguir entre víctimas y culpables. 

 El sospechoso, un trabajador de la construcción al cuidado de los abuelos que lo criaron, vive obsesionado por los coches y por la empleada de un centro de masajes eróticos que frecuenta. La víctima, una joven agente comercial, mantiene una doble vida a través de páginas de contactos por internet. Y Mitsuyo, una mujer desesperada, prefi ere cerrar los ojos ante la certeza de que el amor de su vida puede convertirse en su propio asesino. 

 Con el trasfondo de un espectral Japón de nuestros días, Yoshida construye una novela negra de altura que agarra por el cuello al lector y le hace asomarse a algunas de las zonas más oscuras de la sociedad contemporánea. 

 Ficha técnica 
Fecha de publicación: 05/06/2012 
352 páginas 
Idioma: Español 
ISBN: 978-84-233-2778-2 
Código: 10008591 
Formato: 13,4 x 22,9 cm. 
Lomo 1237 
Presentación: Rústica con solapas 
Colección: Áncora & Delfin 
Traductor: Marina Bornas Montaña

lunes, 23 de julio de 2012

Reseña: El país de los ciegos, de Claudio Cerdán


El Tuerto Durán sale de la cárcel tras cinco años, pero se siente viejo y acabado. Traicionado por su antigua banda, pronto vuelve a hacerse un nombre en una ciudad corrupta y hostil. La extorsión, el soborno y el tráfico de drogas son su tarjeta de visita. El Tuerto sólo entiende un idioma: la violencia. Y es todo un experto. 

 El dinero llega rápido, y también los problemas, con la aparición del cadáver de uno de sus camellos. Decidido a mantener su tapadera legal, El Tuerto investigará el asesinato perseguido por la policía y acosado por sus viejos compinches, viéndose sumergido en una trama de intereses que abarca desde la mafia rusa a la colombiana.....Y, entre la tormenta de plomo y sangre, las calles murmuran que Magallanes, el maníaco que casi lo mata en prisión, está de vuelta por el barrio. 

 Como lector compulsivo de género negro desde mi tierna infancia, siempre me han atraído esos personajes 'marca de la casa' tan al límite, con tramas que se envuelven en sí para darnos una historia atractiva y atrayente para cualquier lector, y más si te encanta este género, el cual ha seguido en auge hasta la actualidad (y que dure...). Esta pequeña introducción me sirve para avisar de que he leído mucha novela negra, muchísima, y sabes que en el fondo está todo inventado, pero lo más interesante sigue estando en la forma en que se cuenta y el estilo que se adapta al argumento.... 

 Cuando ví una foto de Claudio Cedrán, no imaginé ni de lejos la historia tan negra y violenta que podía salir de su cabecita, y más viendo la inocencia que desprendía dicha fotografía. 

 Este joven autor (apenas 30 años..) ha creado una de las mejores novelas de género negro que servidor recuerde desde hace muchísimo tiempo, y me alegro enormemente, porque desconocía por completo a este autor, llevándome una doble sorpresa. 

 Su personaje principal, 'El Tuerto Durán' tiene un magnetismo brutal, el cual, pese a su pasado oscuro, le coges cariño, empatizando con él casi de forma inmediata, comportándonos como 'voyeurs' en su periplo por una Alicante como nunca has visto, llena de crímenes, asesinatos, mafias y personajes de moralidad cuestionable. 

 Este viaje de 'El Tuerto' por las calles de 'La Ciudad de la Luz' está lleno de violencia donde las diferentes subtramas confluyen en una resolución muy hábil, como un 'todo' perfecto, dando a la novela un resultado formal impecable. 

 Durante su lectura podemos encontrar ecos de la escritura de Dashiell Hammett, Raymond Chandler, y de novelistas más actuales, como James Ellroy, pero todo ello filtrado por el tamiz de su autor, dando con un estilo propio,...el cual ya sabemos lo difícil que es alcanzarlo, pero que en esta ocasión no cabe duda alguna de la calidad que rezuma todo su conjunto. 

 Un libro sin concesiones, hiperviolento, que te agarra de tus partes y que ya no te suelta; absténganse lectores sensibles y fácilmente impresionables; a los demás, recomendación absoluta de una novela impecable que no debes dejar de pasar, y que seguro después de terminarla, no se te ocurrirá ni de lejos ír a veranear a Alicante.....A mí, por lo menos, ni se me ocurriría, desde aquí la oigo gritar... 

 Hay que decir también que con 'El país de los ciegos', su autor quedó finalista del premio “Lengua de Trapo”, asímismo fue novela ganadora del Premio Novelpol, y finalista al Premio Memorial Silverio Cañada que otorga la Semana Negra de Gijón en su reciente edición de éste año.....Ahí es nada, amigos. 

 No podemos olvidar a su editor, Ricardo Esteban, cabeza pensante de Ilarón y Dibbuks, cuyo trabajo editorial es de alabar, siempre apostando por autores españoles y que gracias a él y su esfuerzo podemos disfrutar de excelentes lecturas como la que hoy nos ocupa. 

 Francisco José Arcos Serrano 

 Título: El país de los ciegos 
Autor: Claudio Cerdán 
Editorial: Ilarión Ediciones 
Formato: 14 x 23 cm. 
Impreso en b/n, 
312 páginas. 
Cubierta de Javier González Pacheco. 
ISBN: 978-84-938572-7-1 
PVP: 18 €

sábado, 21 de julio de 2012

40 años de Queen

Queen es una de las bandas más influyentes de la historia. Han vendido cientos de millones de discos y vídeos en todo el mundo, y han batido numerosos récords, como celebrar el concierto más multitudinario de la historia, mantenerse en las listas de éxitos más semanas que cualquier otro grupo o ser cabeza de cartel en los mejores festivales. Queen ha recibido numerosísimos galardones a lo largo de su extensa carrera, entre ellos el Brit Award por su excepcional contribución a la música británica. Entró en el Salón de la Fama del Rock en 2001 y cuenta con su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood desde 2002. 40 años de Queen es una obra supervisada y aprobada por el grupo, imprescindible para cualquier fan. Refleja la historia de unos músicos con un talento fuera de lo común que han sabido mantener una enorme base de seguidores a lo largo de su trayectoria. El libro nos presenta a cada uno de los miembros y repasa su discografía y los conciertos que dieron mediante cuidados textos y fascinantes fotografías. 

 "Un homenaje único que incluye fotografías inéditas, reproducciones de documentos de la banda y un CD con una entrevista realizada en 1977. Además, con prólogo de Brian May y Roger taylor". 

 Ficha técnica 

Fecha de publicación: 25/10/2011 
96 páginas 
Idioma: Español 
ISBN: 978-84-480-6973-5 
Código: 10003807 
Formato: 24,5 x 28,3 cm. 
Presentación: Tapa dura sin s/cub. (cartoné) 
Colección: Música y cine 
Traductor: María José Espinoza Saavedra

viernes, 20 de julio de 2012

Escribiendo cine: No mires atrás, Andrea Molaioli

Basada en la novela del mismo título de Karen Fossum editada por Debolsillo. 

 Un hombre debe investigar un caso de asesinato con mimbres de sentimiento. La víctima es una chica que era aún más hermosa que el abrupto paisaje de montañas y lagos que fue testigo del crimen. Y cuando se empieza una investigación de esta clase, se suele mirar al pasado de la víctima. En esta ocasión, el hombre se equivoca. La respuesta está en el futuro. Un futuro que ni siquiera existe. 
Todos parecían querer a la chica pero todos también guardan una íntima razón para matarla. En los ojos del inspector encargado del caso, sólo yace el cansancio por una vida con la que ha tenido que cortar puentes de forma muy equivocada. Es observador y su mirada escruta cada uno de los detalles del verde que rodea a la muerte. Pronto se dará cuenta de que el mismo asesinato será para él una lección de cómo vivir, de cómo no hay que rendirse, de cómo no hay que esconderse. Y es que ocultarse de la realidad sólo lleva al resentimiento, al rencor, a la esquina demasiado escorada de la venganza y es entonces cuando es imposible encontrar el camino de vuelta. 
El entorno parece un personaje más de la trama criminal en la que se tiene que mover la investigación. Las casas apacibles en medio de la tranquilidad rural de un pueblo que espera a los hombres en su regreso de la gran ciudad, o con el suave sonido de la azada de algún labriego que tiene que roturar a la tierra ingrata para que, entre la nieve y el fresco, brote algo de calidez, hace que el tiempo asegure que todos saben todo de todos y las apariencias, en la provincia, cobran muchísima más importancia pues, en caso contrario, serás pasto del terrible juicio del cotilleo. 
El minusválido psíquico dominado por un padre amargado en su físico impedido, el entrenador de hockey tan equívoco como oportunista, el dueño de un bar que se separó de su mujer porque su hijo murió en un accidente tan estúpido como terrible, el novio que llora mientras corre y que intenta encontrar los porqués sin tener ni idea de los cómos, el padre que llora la pérdida desconsoladamente porque en las típicas imágenes de video familiar parece trascender que había algo más que adoración por la hija, el inspector de policía que se desespera mientras intenta no ser herido con la cruel locura que padece su mujer, la única hija del matrimonio que se va recluyendo poco a poco en el mutismo porque, al no querer que conozca el sufrimiento, su padre no hace más que ahondar en la mentira que implica un desprecio por una madurez que aún no posee...Todos ellos parecen personajes que están a la espera de algo que dé sentido a unas vidas que se descolocan todavía más por un asesinato en postura de piedad, en rostro vuelto por una culpabilidad que pesa ya demasiado. Esto es una muestra de cine negro que huye del expresionismo y nos adentra en la naturalidad sin énfasis, sin tildes escenográficas, sin más puesta en escena que la desnudez de una situación en la que nunca, nunca es siempre, siempre. 
Dominando toda la escena está Toni Servillo, un veterano actor italiano que es vector de ojeadas en cada una de las motivaciones y que es incapaz de mirar dentro de sí para ver dónde tiene encasquillado el raciocinio. La puesta en escena de Andrea Molaioli es austera y efectiva, con una clara inspiración en el estilo de Nanni Moretti, con el que ha trabajado como ayudante de dirección, y contiene un error de cierta envergadura al rodar la película en soporte magnético, lo que la priva de una fotografía que podría haber sido bellísima. Aún así, no hay mujeres fatales, no hay frases muy agudas, no hay situaciones de tensión. Ni siquiera hay un mal disparo que llevarse a la sangre. No hay histerismos ni rebeliones de último momento. Sólo un misterio resuelto con el naturalismo como enseña pespuntada con hilos muy precisos de negrura. Y eso no deja de ser un complicado encaje de bolillos. 

jueves, 19 de julio de 2012

Reseña: Tetrammeron, José Carlos Somoza

Tenía muchas ganas de volver a leer algo de Somoza. Lo primero que leí de este autor fue “El Cebo”, novela que me atrapó desde la primera página. 
 Tetrammeron, es una novela que se compone de varios relatos, me explico; Soledad es una preadolescente que vive con la sensación de no ser lo suficientemente importante para nadie. En una excursión escolar, su curiosidad le hará adentrarse en un lugar extraño. 
Soledad, aparece en un lugar con cierto aire tétrico y sórdido. Allí será recibida por unos no menos extraños personajes. Éstos irán contando unas inquietantes historias, que al principio, desconcertará a la chica que no entenderá nada de lo que tratan las narraciones. La injerencia que siente la joven es tan fuerte que la hará mantenerse hasta el final de la última narración. Es en este momento cuando Soledad, se dará cuenta de que todas estas historias tienen una relación, algo que las une hasta convertirarlas en una sola…En su historia. 

 En todas estas historias hay algo en común…la culpa, la lujuria y la búsqueda de la redención. 

 José Carlos Somoza consigue mantenerte en vilo durante toda la novela. Para ello ha creado un mundo gótico, sórdido, oscuro. Con unas brillantes historias que a veces te desconciertan y no sabes muy bien qué te quiere decir, pero a medida que sigues leyendo el libro, atas cabos, y eres tú, como lector el que va desenredando la historia, conectando personajes y sus diferentes historias hasta que llegas a una conclusión final. 

 Si os gusta el terror, los finales inesperados, la buena literatura , entonces, participa con Somoza en este magnifico reto “de ir abriendo cajas” hasta llegar al final…porque de eso se trata Tetrammeron de abrir cajas, cada uno de un tamaño, una forma y color diferente, hasta llegar a una pequeña…una que esconde el final de todo. 
 Es un libro que lectura fácil. Fácil porque te engancha desde el minuto uno, y no puedes evitar querer saber más y, liberarte de la sensación de desconcierto que sientes en las primeras páginas. Consigue de manera acertada hacerte sentir incómodo, sentir cierta intranquilidad por Soledad, incluso miedo por lo que le pueda ocurrir a la protagonista de la novela. 

 Si al igual que yo, te gusta como escribe Somoza y lo que nos cuenta, no dejes de hacerte con esta maravillosa novela que publica la editorial Seix Barral. 

 “Este libro es una caja de color caoba con una cerradura dorada centro. Dentro de ella hay muchas cajas más. Es posible que quieras abrirlas todas en ese instante. Si lo haces, llegarás a la última antes de tiempo y verás su interior (……) La caja final se halla al final porque debe abrirse después de haber examinado cuidadosamente todas las anteriores. No digas que luego no te avisé”. 

 ¿Te atreves a abrirlas? 

 Ficha técnica 
Fecha de publicación: 03/04/2012 
Idioma: Español 
ISBN: 978-84-322-0996-3 
Código: 10008162 
Presentación: Epub 
Colección: Biblioteca furtiva

miércoles, 18 de julio de 2012

El hijo de Rembrandt, Robin.

LA ATÍPICA Y CONMOVEDORA BIOGRAFÍA DE UNO DE LOS GRANDES PINTORES DEL BARROCO. 

 Amsterdam, 1641. Rembrandt van Rijn y su esposa Saskia acaban de tener a su hijo Titus. Será el primero de sus vástagos que alcanzará la edad adulta. Al contarnos la vida de Titus, Robin nos descubrirá la de su padre, Rembrandt. Una vida plagada de altibajos donde se alternan la mayor felicidad y las peores desgracias: éxito y muerte, abundancia y miseria. 

 El hijo de Rembrandt es una historia de amor, la de Titus van Rijn y Magdalena van Loo, una pequeña historia eclipsada por la gran historia, que el veterano dibujante Robin nos narra con una sencillez y sensibilidad conmovedoras. 



 Autores: Robin 
Colección: NÓMADAS 
Series: EL HIJO DE REMBRANDT 
Formato: Cartoné Tamaño: 17 x 24 
Páginas: 304 
Color: B/N 
ISBN: 978-84-679-0849-7 
PVP: 22,00€

martes, 17 de julio de 2012

La berlina de Prim, Ian Gibson

Principios de septiembre de 1873. La Primera República, con apenas nueve meses de vida, agoniza. El periodista Patrick Boyd llega a España con una misión: aclarar el asesinato, tres años antes, de suamigo el general Prim, presidente del Gobierno y el hombre más poderoso del país. Patrick, hijo ilegítimode una joven andaluza y del irlandés Robert Boyd, fusilado en Málaga al lado de Torrijos y cincuenta compañeros, está decidido a descubrir quién o quiénes maquinaron el magnicidio que cambió el destino de España. Su trepidante búsqueda detectivesca, con epicentro en Madrid, lo lleva desde Sevilla a Francia, y termina otra vez por tierras andaluzas, en vísperas del golpe militar que acabará durante más de medio siglo con el sueño republicano. 





Ficha técnica.
Fecha de publicación: 19/06/2012 
376 páginas 
Idioma: Español 
ISBN: 978-84-08-00766-1 
Código: 10008786 
Formato: 15 x 23 cm. 
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta 
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos

lunes, 16 de julio de 2012

Reseña: Aplaudan al salir, Daniel P. Espinosa

Sergio se da cuenta de que su vida se ha convertido en un círculo de repeticiones constantes. Sus amigos representan siempre la misma escena, su psicoanalista parece que escucha, pero solo dibuja garabatos en su libreta, su casa se desmenuza ante sus ojos como si estuviera fabricada en cartón piedra, y los desconocidos conspiran para que todo le salga mal. Las luces se apagan en un acto y se encienden en el siguiente, llevándolo de uno a otro para que no escape. Es inevitable, el guión debe seguirse hasta el final, sea cual sea. Después, el público aplaudirá y saldrá de la sala, y la vida de Sergio habrá dejado de existir. 

 ¡Madre mía!, hacía tiempo que una novela no me producía tantas sensaciones de asfixia y desasosiego....hasta que he descubierto a Daniel P. Espinosa y me ha mantenido 'acojonado' durante toda la lectura de su novela, la cual, pese a su brevedad, dice mucho más que en una novela de 600 páginas de cualquier otro autor ya consagrado. 

 Hay que empezar diciendo que es una novela extraña, en el sentido más amplio del término, pero que en esa 'extrañeza' radica la fuerza de la novela, en la que una vez que entras, ya no podrás escapar de ella......pese al mal rollo que se te queda una vez leída. 

 Mencionaba más arriba lo 'extraño', pero también es una novela muy compleja, debido a las disgresiones narrativas que nos vamos encontrando durante su lectura, con lo que las sensaciones de inquietud ganan enteros cada vez que pasamos una página. Si unimos a lo citado anteriormente, lo bien que está escrita la novela, nos encontramos ante una lectura apasionante. 

 Su personaje principal, Sergio, se acaba dando cuenta que su vida no deja de ser mas que un 'atrezzo' de un escenario de teatro, en las que las líneas de diálogo ya están escritas previamente por 'otros', y este aislamiento parece ser que nadie lo ve, exceptuando uno de sus 'amigos', el personaje conocido como Aldo, el cual observa todo desde la distancia, actuando en el circo ilusorio sólo cuando lo cree conveniente, disfrutando con el desconsuelo de Sergio, el cual no entiende lo que le está pasando. 

 Intercalando la historia principal, se sitúan breves capítulos en forma de incisos, en los cuales se desarrollan las conversaciones de los actores que ponen cara a los personajes que acompañan en su vida a Sergio, dándole un tono teatral que casa muy bien con el significado de la obra de ésta vida que nos ha tocado vivir, a pesar de las repeticiones, y donde nos preguntamos hasta qué punto lo que vemos es real o no.....incluso nosotros mismos. 

 Libro de diversas lecturas, que sitúa a Daniel P. Espinosa en un lugar privilegiado, un autor con voz propia que no debe pasar desapercibido. 

 Más info del autor y de la obra en la web http://aplaudanalsalir.blogspot.com.es/.

 Francisco José Arcos Serrano 

Aplaudan al salir.
Daniel P. Espinosa. 
Nº de páginas: 132 págs. 
Editorial: 23 ESCALONES 
ISBN: 9788415104605 
Año edicón: 2012 
Precio: 14.50 €

domingo, 15 de julio de 2012

Alice, Milena Agus.

Una novela que alimenta nuestras ganas de vivir. Por la autora que ha conquistado a más de un millón de lectores. Alice deja su pueblo para iniciar una nueva vida en Cerdeña. Ocupa el piso de su tía, en un edificio frente al mar, y poco a poco encuentra en sus vecinos una nueva familia. En la planta alta vive un anciano violinista, Mr. Johnson. En la planta baja, Anna, una mujer humilde y pródiga en confianza y ternura. También están Giovannino, un niño lo suficientemente sabio para educarse a sí mismo, y Natascia, tan celosa que vive la pesadilla constante de perder a su novio. Cada uno lleva a cuestas su obsesión, su locura grande o pequeña, sus miedos y sus sueños de amor que, a veces, pueden cumplirse del modo más inesperado. 







Ficha técnica  

Traducción: Celia Filipetto 
Colección: Literaturas 
Páginas: 176 
Publicación: 05/07/2012 
Género: Novela 
Formato: 15x24 
Encuadernación: Rústica 
Precio: 16,00 € 
 ISBN: 9788420402703 
EAN: 9788420402703

El detective Lucas Borsalino, Juan Marsé

Acércate a los grandes autores de la literatura de adultos a través de esta colección de álbumes ilustrados para los más pequeños. 

 En Mi primer Juan Marsé descubrirás cómo el pequeño Lucas se convierte en detective gracias al poder de la imaginación y a la ayuda de un sombrero muy especial. ¿Será Lucas capaz de dar con el culpable de los misteriosos robos de su vecindario? 






 Ficha técnica   
Mi primer Juan Marsé. El detective Lucas Borsalino 
Ilustradores: Roger Olmos 
Páginas: 40 
Publicación: 21/03/2012 
Género: Álbum ilustrado 
Formato: 24.5 x 22,3 cm 
Encuadernación: Cartoné 
Precio: 13,45 € 
 ISBN: 9788420411736 
EAN: 9788420411736

sábado, 14 de julio de 2012

El perfume de nuestra tierra, Kenizé Mourad.

“He vuelto a esta región para dar la palabra a la “gente común”: hombres, mujeres, niños, palestinos e israelíes. Trazando de nuevo su historia y la de sus padres, vueltos a escapar de los campos de la muerte o arrojados de sus pueblos de Palestina y aparcados en campos de refugiados, he querido comprender sus necesidades, sus angustias y sus maneras de aprehender el presente”. 

 Kenizé Mourad recoge los testimonios de un amplio abanico de personas, palestinos e israelíes, que conviven día a día con el conflicto, en un esfuerzo por comprender tanto el endurecimiento y el miedo de la sociedad israelí como la amargura, y el miedo también, de los palestinos. Unas vidas nada fáciles dónde sorprende ver también lo mejor del género humano: la esperanza y el trabajo activo por la paz. 




Ficha técnica 

Fecha de publicación: 19/06/2012 
352 páginas 
Idioma: Español 
ISBN: 978-84-670-0716-9 
Código: 10007955 
Formato: 15 x 23 cm. 
Presentación: Rústica con solapas 
Colección: Fuera de colección 
Traductor: Miguel Rubio

viernes, 13 de julio de 2012

Escribiendo cine: Coup de torchon, Bertrand Tavernier.

Basada en la novela de Jim Thompson "1280 almas" editada por Diagonal. 

 El sol sale pero no calienta y el asesino que está dentro de cada uno de nosotros se pregunta si un disparo, simple, llano y preciso, podría acabar con el sufrimiento de quien no puede vivir. Pero no queda ahí la cosa. Ese mismo asesino se pregunta si un disparo, simple, llano y preciso, podría acabar con la humillación que causa quien no merece vivir. Y la respuesta es sí. Puede acabar. Y la respuesta es sí. Todos podemos hacerlo. Basta con cambiar la mirada desvalida y poner en su lugar ojos de desprecio y dureza. Una vida no es nada comparada con una bala. Justo en medio de las cejas. Seca y cortante. Una azada que siega en la ida y vuelve para matar. Fácil y desalmado. Único y cristalino. Turbio como el agua de un río por el que navega el cólera de los cuerpos descompuestos. 
 La interpretación de Philippe Noiret en esta película tiene tal fuerza que es muy difícil no adivinar en él la existencia de ese lado oscuro que late en el interior del desalmado que habita en nuestra conciencia. Las cejas levantadas para simular debilidad. El cañón apuntado para desmentir apariencias. Bertrand Tavernier tras la cámara, sin piedad, retratando la pobreza de espíritu y el exterminio de los borregos. En las letras, Jim Thompson, clásico de la novela negra que nos habla de mil doscientas ochenta almas perdidas en algún pueblo que el francés lleva al África colonial. Parece que se respira el polvo en las imágenes y se huele el humo en los disparos. Nadie está limpio de intenciones y confesar es sólo un entreacto entre crimen y muerte. Es un golpe de estado al carácter y el triunfo pertenece a quien coge el gusto de aniquilar. 
Un buen día, la mirada se asoma tímidamente al interior y el cuerpo se estremece por las barbaridades pero es una impresión tan mínima, tan insignificante que pronto queda enterrada en las arenas de la sabana y el precio de la humillación es la vida. Al fin y al cabo, quién va a reparar en un asesino cuando se está en las mismas puertas de la guerra. Reunión de perros. Mitin de canallas. El sol sale y llega a calentar. El suelo se niega a dar apenas nada y un grupo de niños se pasea por delante de la maldad. Aún hay un resquicio de conciencia, un rastro de humanidad. El revólver no habla. El alma calla. 
Es un golpe de trapo que devuelve falsas personalidades, aunque sea durante el breve instante en el que dura una decisión. 
Así es Coup de torchon, fascinante recreación negra de callejones de playas fluviales, de ciudades iluminadas por velas, de retretes instalados al aire libre para atacar con premeditación a la fiera corrupta que suplica por la sangre. Es la demostración de que, dentro de cada hombre, hay un delincuente que lucha por salir y que muchas veces, más de las que creemos, sale de caza implacable. Mientras tanto puede que un asesino que no ha matado a nadie pasee tranquilamente por la calle e, incluso, puede que sea comisario de algún pueblo perdido habitado por 1280 almas. 

jueves, 12 de julio de 2012

Cuando todo cambió, Donna Miller

Cuando Natalie Ward recibe la noticia de la enfermedad terminal de su madre Nettie, no duda en regresar a su pueblo natal, en la pequeña localidad canadiense de Atwood, tras más de treinta años de ausencia. En el largo viaje de autobús que emprende desde Vancouver, rememora su idílica infancia y los acontecimientos que en 1968 le cambiaron la vida, y la de su familia. 

 Entonces ella vivía en la granja familiar con sus padres y sus cuatro hermanos varones. Pero un caluroso día de julio, al entrar el joven River por primera vez en su jardín, comprendió que todo cambiaría. River, que representaba un mundo libre de conservadurismos opuesto a lo que había vivido hasta entonces, entró a trabajar en la granja y se ganó en poco tiempo el cariño de la familia y especialmente la admiración de Natalie. Pero, a partir de ese momento, también se empezó a tambalear su estable vida familiar. 

 Idioma original: Inglés 
Nº de páginas: 328 
EAN: 9788415120988 
ISBN: 978-84-15120-98-8 
Año: 2012 
Formato: 15 x 23 
Encuadernación: Rústica 
Precio: 18,90 €

miércoles, 11 de julio de 2012

La visión del cineasta: The Amazing Spiderman.


El cine fantástico quizás sea el género más difícil de confeccionar, sencillamente porque todo lo que ocurre en pantalla requiere de una base creíble para que funcione. Los guionistas de Spiderman lo saben y se han esmerado a la hora de confeccionar un film donde los hechos, por muy increíbles que sean, tengan una base sólida. Y eso es difícil, muy difícil, sobre todo cuando hablamos de los orígenes conceptuales del trepamuros; James Cameron, uno de los iniciales candidatos que sonó para hacerse cargo de la primera versión de Spiderman (que terminó recayendo en las manos de Sam Raimi) ideó el sistema orgánico de lanzar redes, eliminando así, de un plumazo, una parte importante de la “gadgetología” de la saga, y sencillamente porque no veía viable los proyectores de redes originales. En esta nueva re visitación del personaje , tanto los guionistas como el director han decidido dejar el asunto tal y como está en los cómics, esforzándose al máximo en dotar de verosimilitud al nacimiento de los cartuchos lanza redes y, de camino, y ya que estamos, gestando toda una nueva génesis para que todo lo demás, incluido el origen del villano, la muerte de sus padres y, cómo no, la picadura de la araña, funcionen como un todo bajo la sombra de una omnipresente OSCORP. 

¿Que el traje de Spidey debería de haber seguido la misma línea de origen? Pues sí, pero tampoco nos pasemos... por lo menos se arruga en las juntas como cualquier disfraz (un detalle, por cierto, muy arriesgado para toda superproducción que se precie de serlo). Curiosamente el detallismo científico (tampoco nos engañemos, nunca llega a ser un alarde de cirugía de investigación a lo Asimov o Crichton, ni lo pretende) choca frontalmente con el exhibicionismo que Parker hace de sus habilidades a cara descubierta. Bien es cierto que todo es con la sana intención de sorprendernos, arrancarnos una sonrisa o hacer eso que tanto nos gusta: ponernos en la piel de un chico normal que hace alarde de unos poderes que han llegado para rescatarlo de aquellos que se creían superiores. ¿Pero es necesario que media ciudad sepa que Peter Parker es Spiderman? Porque el que no lo sabe después de verlo volar sobre una canasta a lo Jordan y destrozarla a lo Shaquille, doblar una portería de Rugby de un balonazo o pegarse en el techo del metro, lo intuye. En esos detalles, los guionistas, pierden el sentido de verosimilitud que se habían afanado por conseguir, y todo por unas concesiones cara a la galería necesarias para que ¿el film funcione? Nolan y su Batman no pueden estar más en desacuerdo con eso. Pero bueno, ¡qué demonios! esto es Spiderman, esto es Marvel, esta es la historia de un chico normal que después de ser infectado por una araña adquiere unos poderes que le superan. 
 Concluyendo: He visto una película donde los momentos divertidos me han parecido muy divertidos, los momentos de acción me han resultado trepidantes y los momentos dramáticos me han emocionado. ¿Quiero más? Pues a esperar al veinte de Julio.

martes, 10 de julio de 2012

Una relación perfecta, William Trevor

Casi sin excepción, William Trevor está considerado uno de los mejores narradores de nuestro tiempo. Este nuevo libro de relatos —después de La historia de Lucy Gault y Verano y amor, tercera obra de Trevor publicada por Salamandra— es la brillante demostración de su fértil y conmovedor universo literario, pues pocos como el escritor irlandés son capaces de narrar con tanta exactitud la complejísima topografía de la conducta humana. 
Desde un hombre que regresa a Venecia para cumplir la promesa que hizo a su esposa, perdida en el mundo sin recuerdos del Alzheimer, hasta una mujer que observa cómo su marido se prepara para reunirse por última vez con su amante, las historias de este libro hablan de oportunidades perdidas. De las trampas de la memoria, arbitraria y fragmentaria; de los secretos que sofocamos; de los sueños a los que nos aferramos; de las consecuencias que pueden tener, años después, unas palabras no pronunciadas. Los relatos de William Trevor esconden un cuidado mecanismo para revelar los rincones más recónditos del laberinto del deseo, y transmiten una especial melancolía, teñida de humor. Una relación perfecta confirma a William Trevor como el maestro absoluto del relato, capaz de dibujar con toda elocuencia y la mayor economía de medios la cara dramática de nuestra existencia. 

 Autor: Trevor, William
Colección:Narrativa
Título original: CHEATING AT CANASTA
Traducción: Isabel Ferrer Marrades 
ISBN:978-84-9838-461-1
Núm. pags.:225
Tipo edición:Rústica
PVP:16,50 €

lunes, 9 de julio de 2012

Reseña: El gestor, Max Landorff.

Es muy gratificante como lectora encontrarte con libros que “enganchan” desde la primera página. Esta tarea tan complicada ha conseguido Max Landorf , pseudónimo tras el que se esconden dos famosos autores alemanes con esta novela negra de la que vengo a hablaros hoy “El gestor”.  

Cuando tu vida se basa en cambiar la vida de los demás; en gestionarla, transformarla, darle la vuelta, hacer que tu anterior vida no exista, y sí una nueva. Cuando te crees que estás por encima de todo. Cuando crees que tu método es infalible, que puedes hacer y deshacer sin ninguna consecuencia. 
 Así es la vida de Gabriel Tretjak, hasta que eso que siempre está ahí latente para aflorar en cualquier momento, para regresar cuando tú ya lo tienes olvidado, enterrado….tu pasado. Puedes cambiar tu presente, posiblemente tu futuro, pero nunca tu pasado. El pasado regresa para darle una bofetada a Tretjak. Pequeños hechos, en principio sin ninguna relación, personas que han pasado por su vida se entremezclan dando lugar a unas extrañas muertes. Es entonces, cuando Tretjak, hasta ese momento impertérrito, porque así lo exige su trabajo, se desmorona y comienza a atormentarle una duda: ¿Hasta qué punto es justo cambiar la vida de los demás?, ¿La vida se cobra lo qué haces o lo qué no haces? 

 Leyendo sobre esta fantástica novela, he podido comprobar que hay diferentes opiniones: unos piensan que es una novela de lectura muy sencilla, otros, entre los que me incluyo, no la definen como una novela sencilla…La trama tiene una cierta complejidad, estudiada por los autores al milímetro, hasta el punto que su final es sorprendente e inesperado. Los personajes son muchos y variados, en ninguno de ellos se han detenido en exceso los autores, por lo tanto, empatizar con ellos resulta un complicado. Supongo, que esta acción también está premeditada. Han conseguido al no dar un protagonismo especial a ninguno de ellos desconcertar al lector. 

 La verdad, es que es una novela dónde el argumento es diferente a lo que puedes esperar de otras novelas del mismo género. 

Si tuviera que definir esta novela con dos palabras serían: limpia y perfecta. 

 Los amantes de la novela negra, del thriller( entre los que de nuevo me incluyo) estamos de enhorabuena. Hacía tiempo que no leía una novela negra de tanta calidad, tanto literaria como en lo referente a la trama. Si os gusta la novela negra, no podéis dejar de leer y saborear “El gestor”, sólo entonces, comprenderéis por qué en muy poco tiempo esta novela ha llegado ha tener una legión de lectores. 

 Max Landorff, es el pseudónimo tras en el que se esconden dos reconocidos autores alemanes. El Gestor es su primera novela a cuatro manos. Con ella han llegado a lo más alto en las listas de Best sellers de su país, generando una rápida venta de derechos internacionales en los principales mercados. Medios de prestigio como Der Spiegel se rinden a su talento. 

 Datos del libro: 

Número de páginas: 320 
Editorial: Bruguera (Ediciones B) 
Lengua: Español 
Encuadernación: Tapa blanda 
ISBN: 9788402420878 
Año de edición: 2012 
Plaza de Edición: Barcelona.

domingo, 8 de julio de 2012

Ruiseñor, Sébastien Pérez, Benjamin Lacombe

Uno por uno, los niños del campamento van recibiendo un misterioso poema que los describe. Don Jacobo, el intendente, reúne todas las notas, y comienza así una divertida investigación para descubrir quién es ese autor que tan bien parece conocerlos. En los años 50, un joven tímido e invisible a los ojos del mundo lucha por hacerse ver y encontrar un lugar entre sus compañeros. 




 Título: Ruiseñor 
 Autor/es: Perez, Sébastien 
 Ilustrador: Lacombe, Benjamin 
 Colección: Álbumes Ilustrados 
 N.º Páginas: 40 
 Formato: 282x200 mm 
 Encuadernación: Cartoné 
 Código: 101841 
 ISBN: 9788426385017

sábado, 7 de julio de 2012

Elogio del odio, Khaled Khalifa

Una novela de iniciación, donde el despertar vital de una adolescente siria se trenza con la difícil situación política de su país. 

Son las ocho de la tarde de un jueves cualquiera en Aleppo a principios de los años ochenta, y por las callejuelas de la ciudad desfilan cuatro mujeres que proceden de la misma casa, totalmente cubiertas por un velo negro y guiadas por un hombre ciego. Al mirarlas mientras andan como sonámbulas hacia los baños públicos, nadie diría que detrás de esta máscara oscura hay cuerpos con recuerdos y anhelos distintos, pero así es: Maryam, la mayor, anega en rezos el recuerdo de un amor que no fue; Marwa colecciona mariposas muertas y siente aun el olor del hombre que la enloqueció de deseo, y Safa piensa en las camisolas ligeras que vestía antes de marchar a Afganistán con su esposo y compartir con él una chabola de barro. 

 Cierra la fila una joven sin nombre, que se alimenta de odio para definirse frente a los demás y aceptar que tanta renuncia al placer tiene un sentido. Es ella quien pone voz a esta historia, para recordar sus días de estudiante y activista en una lucha sin reglas claras, mientras los escuadrones de la muerte arrasaban las calles, sus años en la cárcel añorando el perfume de las especias y peleando por llevarse a la boca una manzana podrida, y finalmente el exilio en Inglaterra, un país sin colores y sin oídos. 

 En las palabras de esta mujer sin nombre caben el pasado y el presente de Siria, una tierra que Khaleb Khalifa ama y describe con auténtico talento. 

 Título: Elogio del odio 
Autor (es): Khaled Khalifa 
Traductor: ROSA ALAPONT CALDERARO 
Precio sin IVA: 11,01 € 
Precio con IVA: 12,99 € 
Sello: LUMEN 
Fecha publicación: 06/2012 
Formato, páginas: EPUB, 392 
ISBN: 9788426421142 EAN 
Idioma: Español 
Temática: Novela 
Colección: LUMEN 
Rango edad: Adultos

viernes, 6 de julio de 2012

Escribiendo cine: "Tan fuerte, tan cerca", Stephen Daldry.

Basada en la novela de Jonathan Safran editada por Lumen. 

 No hace mucho tiempo un niño partió de su casa en busca de su padre. Dividió toda la ciudad en cuadrículas, organizó sus trayectos, dotó de sentido a cada uno de sus actos, intentó hallar un sistema para que todo tuviera una exactitud matemática y se hizo la promesa de que nada lo pararía, de que su padre le aguardaba con su sonrisa y su oxímoron en alguna parte de su corazón. Tan solo se olvidó de darse cuenta de que su padre se perdió en algún lugar del asfalto por algo que no tuvo ningún sentido. Y Ulises afrontó la tempestad de la tristeza. 
Por el camino encontró el cariño, halló la compasión, conoció la dureza, probó la ternura, comprobó coincidencias y llegó a la conclusión de que su búsqueda era inútil. 
No había nada al otro lado de la ciudad. ¿O sí? Tal vez supo llegar a la razón del amor, al auténtico sentido de todas las cosas, al disfrute de la libertad, al aplauso silencioso, al día sin ayer, a encontrar un significado en todas las cosas, a descubrir que su padre dejó las suficientes pistas como para que volviera al regazo de la única persona que podría darle todo, como él lo dio. Incluso la más hermosa de las contradicciones. 
El peor de los días fue aquel en que todos nos quedamos atónitos viendo cómo unas gigantescas torres se desplomaban por culpa del odio, de la venganza más cruel. Allí murieron miles de personas y otras muchas quedaron afectadas por la peor de las pérdidas. Y nosotros quedamos paralizados. Incluso hubo algunos que sonrieron porque eso pasaba allí, en el país intocable, en la capital financiera del imperio, en el corazón del opresor. Pocos se atrevieron a llamar las cosas por su nombre. Y Stephen Daldry ha hecho una película que ataca directamente a la emoción, que busca la lágrima reprimida que debimos derramar, que bucea sin piedad en nuestras entrañas para decirnos que lo mejor del ser humano es nuestra solidaridad, nuestra comprensión y el cariño que somos capaces de dar porque eso es lo que realmente nos hace inmortales. 
En los ojos de un niño se transparentan todas las preguntas que los adultos somos incapaces de contestar. Solo podrá haber sentimientos en común con alguien que ya dejó de hablar pero que mira con sabiduría. Quizá otros lleguen al entendimiento porque la tragedia de la soledad que se expone ante ellos es tan abrumadora que hace que cualquier problema sea superable. Algunos creerán que el abrazo es lo único que pueden regalar. No importa. Somos personas y como tales deberíamos contestar a la barbarie, a toda clase de barbarie, cualquiera que sea su procedencia. Lo que hay de humano en nosotros es la mejor arma para decir a los fanáticos, a los intolerantes, a los asesinos y a los monstruos que nunca nos podrán arrebatar la estela de cariño que han dejado tras de sí todas aquellas personas que sucumbieron a sus desmanes. El heroísmo es esperar el mañana porque, con toda seguridad, estará compuesto de unos pocos gloriosos instantes que no podremos apreciar. El auténtico enemigo es la indiferencia. 
Conocer el pavimento del corazón de un padre entregado es sinónimo de serenidad, de recoger sus experiencias contadas y utilizarlas para pasar de niño a hombre. Ellos, los padres, nos hacen, nos dirigen con las pistas a los misterios más fascinantes, nos preparan para el suave aprendizaje del duro vivir. Sus voces se cuelan por los huesos en las largas noches de espera, cuando, absortos, intentamos captar alguna señal que delate que no se han ido del todo sin darnos cuenta de que esas voces son ellos diciendo que nunca podrán irse. La ciudad será un día mejor. La gente puede hacer que lo sea. Solo hace falta espolear un poco el verdadero sentido de la vida. Dar cariño. Tratarnos como personas. Escuchar y decir. Sin el tiempo acosando. Sin la muerte merodeando. Solo siendo niños que intentan encontrar el sentido de una vida que se acaba porque un desconocido, un mal día, decidió matar a todos los que pudo. 

jueves, 5 de julio de 2012

Calle Erottaja, Karo Hämäläinen

En la calle Erottaja se encuentran las sedes de las principales empresas de Helsinki. Con el tiempo, Erottaja ha devenido la metonimia para referirse a los principales mercados financieros de Finlandia. 

 Pero Erottaja también da nombre y ubicación a la entidad financiera Erottaja Investment Partners, fundada a finales del siglo pasado por los tres protagonistas de esta novela, Oraspää, Sundström y Saukkonen, y posteriormente vendida por los mismos a un banco de inversión sueco, Wilenius & Rörstrand. Con la caída de Lehman Brothers y el banco islandés Glitnir, los suecos deciden vender la filial finlandesa a terceros.  

Es entonces cuando los tres socios fundadores planean volver a comprarla. La más descarnada realidad y toda la verdad sobre las dinámicas de un sistema económico que ha explosiona- do en una crisis mundial sin precedentes. Una novela basada en hechos reales que explora, de manera tan ela- borada como efectiva, un tema devastador como lo es el de los actuales entresijos del mundo financiero y las terribles consecuencias que ha acarreado la corrupción sistemática de los últimos años. Su joven autor, Karo Hämäläinen, ha revolucionado las letras finlandesas. 

 Páginas: 562 
 Formato: 15 x 23 cm 
 ISBN: 978-84-02-42121-0 
 PVP: 21.00 €

miércoles, 4 de julio de 2012

La visión del cineasta: Un paseo por el Video-Club

Encerrada (The Ward) de John Carpenter

 Muchos años han pasado ya desde que John Carpenter hiciera su primera película, 38 exactamente. No paró desde entonces. Diecinueve películas y nueve años después de la última, el maestro nos trae “Encerrada” (The Ward).

 Si algo ha demostrado Carpenter es su increíble facilidad para adaptarse a cualquier tipo de subgénero dentro del fantástico, todo gracias a su prodigiosa capacidad para manejar cada una de las artes de la dirección. Evidentemente como cualquier autor que se precie ha tenido altibajos, pese a ello nunca jamás ha traicionado su espíritu visual, narrativo y referencial… hasta “Encerrada”. Carpenter después de que las primeras críticas fueran demoledoras y la taquilla le fallara no se calló la boca: “Esta es la película que he querido hacer y al que no le guste que se joda”. Esa frase dice mucho más de la personalidad de Carpenter que toda su película: blanda en el aspecto visual, blanda en el aspecto narrativo, blanda en el aspecto conceptual, blanda, tópica y hasta cobarde en su resolución. Carpenter siempre ha sido un outsider, un director que me ha dado razones de sobra para creer en su cine… y defenderlo. Y es que hasta productos tan difíciles y criticados como Fantasmas de Marte son defendibles gracias a los matices sumergidos que componen el corazón de toda su obra. “Encerrada” carece de esos matices, no hay nada más que lo que vemos. Carpenter ya lo dijo: “Me apetecía rodar una película rodeado de chicas”. Doy por hecho que ese es el concepto, pero me es imposible asimilarlo con la misma facilidad que puedo asimilar cualquier otra de fantasmas interpretada por chicas, sencillamente porque de Carpenter siempre espero más.

 Escribo estas líneas escuchando una recopilación de sus mejores temas… ni de su música he podido disfrutar en esta película. Y aunque la partitura de Mark Killian raya a una muy buena altura, superior al conjunto de la película en sí, sigo echando de menos los sonidos Carpenter. Ni eso John.

 Puedo distinguir frustración detrás de sus palabras y cansancio detrás de la obra, y puedo comprenderlo, ya que Carpenter es un hombre golpeado por una larga enfermedad, por la política de Hollywood, y por la prematura e inesperada pérdida de su socia, amiga y confidente, Debra Hill. Pero hay un momento en el que todo artista debe de plantearse la retirada conciente de que no puede ofrecer más y preservando así su recuerdo. John Carpenter no es de esos, y me alegro por ello.

martes, 3 de julio de 2012

El rey Trasgo, Alberto Morán Roa

“Han pasado ocho años desde que el imperio de Kara desapareció, convertido en polvo añil por un poder que escapa a toda comprensión. 

 La Ciudadela, silenciosa guardiana de la paz gobernada por tres naciones, vigila los reinos del hombre navegando los cielos. 

 En un pueblo del frío norte, dos amigos descubrirán un libro vinculado a un enigma del ayer y a un hombre entre la vida y la muerte. 

 Nacido de la pluma de un poeta, les descubrirá los secretos que moran en las montañas a través de una historia en la que conservar la vida vale más que conservar la humanidad. 

 El mundo apura sus últimos latidos... 

 Y en la cima de los Picos Negros, contemplando el paso del tiempo entre delirantes pensamientos, el Rey Trasgo aguarda el momento de construir sus sueños a partir de sus cenizas.” 

 Título: El Rey Trasgo. La Ciudadela y la Montaña 

Autor: Alberto Morán Roa 

Portada: Barb Hernández 

Colección: Kelonia Ficción 

Nº páginas: 312 

ISBN: 978-84-939945-2-5 

PVP: 14,95 € 

Fecha de Salida: 6 de julio de 2012